Canarias y la Comunidad Valenciana se llevan la palma con seis ecosistemas que deben ser restaurados con urgencia

Madrid – 19 ENE 2015 – INT

España tiene 5 años para restaurar 50 espacios naturales gravemente degradados y que gozan de algún tipo de protección por su importancia para proteger la biodiversidad. La Unión Europea ha fijado como fecha límite el año 2020 para que los Estados miembros restauren, como mínimo el 15% de dichos espacios naturales que también están protegidos por la Directiva de aves silvestres, tal y como recuerda la organización ecologista SEO/BirdLife.

Al menos 50 espacios muy degradados

Ante la falta de interés por parte del Ministerio de Medioambiente, así como la ausencia de un listado oficial, SEO/BirdLife ha elaborado un informe en el que se recogen 50 espacios naturales, “importantes para las aves y la biodiversidad” que deben ser restaurados. Por Comunidades Autónomas se llevan la palma la Comunidad Valenciana con seis espacios muy degradados (4 de ellos en la provincia de Valencia), Canarias con otros seis y Castilla y León con seis más, aunque esta Comunidad Autónoma es mucho más extensa y presenta la particularidad de que la mayoría se localizan en la provincia de Segovia, con cuatro espacios medioambientales muy degradados.

Mapa de los espacios ambientales degradados que tendrá que recuperar el Gobierno. SEO Birdlife

Mapa de los espacios ambientales degradados que tendrá que recuperar el Gobierno. SEO Birdlife

Además recibirían subvenciones europeas

La administraciones públicas españolas no se han caracterizado por su sensibilidad medioambiental, pero lo llamativo es que en tiempos de crisis como los actuales la restauración de espacios naturales degradados contaría con subvenciones europeas y crearía puestos de trabajo. Entre los fondos a los que se podría optar están el de los “marcos de Acción Prioritaria para la red Natura 2000″ que los Estados miembros elaboraron a escala nacional o regional en el año 2013.
Mejor conservar que restaurar

No obstante, el responsable del programa de áreas importantes para las aves y la biodiversidad (IBA) de la organización ecologista SEO, Octavio Infante, señala en su web que “la restauración es una herramienta de conservación de último recurso y que denota un fracaso de las políticas” porque “difícilmente se alcanzará el valor incial del ecosistema antes de su degradación”. No obstante, aunque más vale conservar que restaurar, mejor será restaurar los ecosistemas degradados a que se pierdan para siempre.

Para ver el informe en PDF pinche aquí