España va a cumplir con el Protocolo de Kioto (2008-2012), a pesar de que en este periodo se supera en un 6 por ciento el objetivo no incrementar por encima del 15% las emisiones respecto a 1990

Madrid – Redacción – 19 NOV 2013

“Puedo asegurarles que España está en condiciones de cumplir con el Protocolo de Kioto al que habrá que rendir cuentas en 2015, pese a augurios negativos”, ha afirmado el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que, no obstante, ha subrayado que para el segundo periodo, el que va de 2013 a 2020, el objetivo es cumplir los compromisos asumidos por el país mediante una política de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, frente a la de compra de derechos de emisión, mantenida por el anterior ejecutivo.

A este respecto, ha apuntado que España aporta el 7,7 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero al conjunto de la Unión Europea. Así lo ha explicado durante la presentación del Perfil Ambiental de España 2012, en la que ha defendido las mejoras significativas en distintas áreas como la “consolidación de la tendencia positiva” en materia de calidad del aire respecto a años anteriores.

Calidad de aire y agua

Sin embargo, ha reconocido que los puntos negros del medio ambiente en España siguen siendo la calidad del aire, sobre todo en los sectores difusos, así como la mejora de la calidad y la depuración de las aguas. “La evolución muestra los avances en la transición hacia una economía verde”, ha valorado el ministro.

Además, ha presentado el Perfil Ambiental que, por primera vez, se puede consultar a través de una aplicación para tabletas y teléfonos móviles, y que describe la situación medioambiental española a través de 85 indicadores que reflejan 17 áreas o sectores y que analiza los planes, programas y medidas puestos en marcha por el Ejecutivo.

En materia de calidad del aire, ha dicho que se ha consolidado la tendencia positiva de años anteriores, aunque “queda mucho margen” de mejora en las grandes ciudades como Madrid, Bilbao, Barcelona o Valencia se superan los valores de partículas en suspensión (PM10). Del mismo modo, ha reconocido que en materia de calidad y depuración de las aguas queda “mucho por andar” y ha recordado que España tiene abiertos tres procedimientos de infracción en la Unión Europea.

Por otro lado, en materia de agua ha destacado el descenso del consumo de abastecimiento urbano, ya que los españoles han pasado de consumir 171 litros por habitante en 2004 a 144 litros por habitante en 2010. En este área ha defendido que el 89 por ciento de las aguas costeras tiene la calificación de “excelente” y los avances en la protección de las áreas marinas o en la protección de las costas.