La investigación sin precedentes tiene por objetivo determinar cómo los aerosoles emitidos a la atmósfera incrementan el derretimiento, acelerando la pérdida de masa de los glaciares y modificando el albedo, impactando directamente sobre el clima

Madrid – DYTC – 15 ENE 2014

Es este estudio el que los lleva a realizar una ambiciosa campaña de muestreo en la Península Antártica, específicamente en el Glaciar Laclavère Plateau, travesía inédita y colaborativa a nivel nacional e internacional.

Puntualmente se estudiará el impacto de la deposición de los aerosoles en la nieve de la Península Antártica y su impacto sobre el efecto invernadero, aspecto que se considera de vital importancia para comprender mejor el cambio climático global, sobre todo por la enorme importancia de la Antártica como una superficie de reflexión, esencial en el balance radiactivo del planeta.

Así, el equipo realizará un muestreo de aerosoles y testigos de nieve en el lugar, mediciones in situ de meteorología, radiación, densidad, pH, conductividad, temperatura y estructura de las muestras de nieve; eso junto con la instalación de un sistema portátil, combinando un aerogenerador y paneles fotovoltaicos, para proporcionar energía limpia a los sistemas de muestreo.

Hielo antártico

Hielo antártico

Posterior a esto, se evaluarán las variaciones recientes de los glaciares (avances/retrocesos, cambios de espesor) en el mencionado sector de la Península Antártica mediante datos satelitales, aéreos y de terreno; además de realizar la caracterización química de las muestras de aerosoles atmosféricos y nieve: pH, conductividad, especies inorgánicas (HAPs).

Este estudio cuenta con el financiamiento de dos proyectos antárticos: “Caracterización de la huella dactilar química de los aerosoles y la nieve antártica en “Laclavère Plateau”: Evaluación de su impacto en la ablación de glaciares y su relación con el calentamiento global”, dirigido por el Dr. Francisco Cereceda – UTFSM; y “Reconstrucción climática de alta resolución en la zona norte de la Península Antártica”, dirigido por el Dr. Francisco Fernandoy – UNAB.

Logística y preparación

El Plateau Laclavère, ubicado en la península Trinidad en la punta norte de la Península Antártica, es un área especialmente adecuada para este tipo de estudios y posee condiciones climáticas que garantizan una buena preservación de la calidad de los registros de acumulación nivológica anual. Se puede acceder desde la Base Bernardo O’Higgins, lo que simplifica la logística de apoyo a la campaña.

Para lograr el éxito de esta campaña los investigadores recibieron entrenamiento de la empresa Luxmeter S.A. en el izaje y conexión eléctrica de las estructuras que llevarán consigo para proveer de energía limpia a los equipos de monitoreo. Adicional a esto, un equipo de especialistas dirigidos por el guía-instructor de la Federación de Andinismo de Chile, Daniel Rutllant, brindará a los investigadores un completo entrenamiento de seguridad en glaciares y sobrevivencia, todo esto en la base antártica O´Higgins previo a la travesía.

El continente antártico es reconocido como una de las zonas más vírgenes y aisladas de la influencia continental, lo que supuestamente minimiza el impacto de los aerosoles carbonaceos y de sulfato en el clima regional. Así, el estudio permitirá obtener información de base, relacionada con el fenómeno de la deposición de los aerosoles en la nieve, lo que permitirá comparar estos datos con los resultados obtenidos en otros lugares de los Andes centrales de Chile, y que han sido objeto de estudio en el marco de la investigación que el CETAM realiza desde el 2003.

Aumentar el capital humano avanzado

La iniciativa ha supuesto la necesidad de aumentar la cantidad de investigadores. Así, el CETAM se adjudicó el proyecto de Inserción de Capital Humano Avanzado en la Academia, de Conicyt, que ha propiciado la llegada de la Dra. en Química Masiel Cerón, quién se integrará para reforzar el área de química analítica ambiental del Centro.

En ese marco desarrollará el proyecto “Estudio de la huella dactilar química de aerosoles atmosféricos y su deposición sobre nieve presente en glaciares antárticos y sub antárticos; identificación del origen y transporte de contaminantes, así como su impacto en la ablación de glaciares y su relación con el cambio climático”.

La investigadora, quien cuenta con experiencia tanto en análisis químico como en el desarrollo de metodologías analíticas y optimización de las mismas, y que además posee formación en montañismo, explica que “un aspecto importante de mi proyecto de inserción es que busca implementar técnicas de análisis de compuestos orgánicos en muestras acuosas prístinas que aportarán importantes antecedentes sobre procedencia y tipos de fuentes de los contaminantes presentes en las mismas, lo que además de permitir conocer el efecto de la contaminación en ciudades como Santiago sobre la carga química de los glaciares cercanos, hará posible establecer comparaciones con lo que sucede en el lugar más remoto del mundo: Antártica”.

Además, “cabe destacar que este tipo de investigación es de interés internacional, ya que no existen muchos trabajos con contaminantes orgánicos en este tipo de matriz (hielo/nieve) en altas latitudes”.