La Sala Provincia del Instituto Leonés de Cultura acoge hasta finales de julio la exposición “6 Pinturas”, protagonizada por seis artistas de una misma generación pero de distintas procedencias: Maite Centol, Isabel Cuadrado, Pablo Lillo, Carlos Coronas, Ramón Isidoro y Javier Riera

León – 4 JUN 2015 – Camino Sayago (Tam Tam Press)

La muestra, comisariada por el artista multidisciplinar Ramón Isidoro, que también participa en la exposición, llega a León tras su paso por Oviedo, con el apoyo del Principado de Asturias y el Bando Sabadell Herrero. Supone un pequeño homenaje al crítico de arte Javier Hernando Carrasco. Y en concreto a la exposición que puso en marcha en 2002 bajo el título “Pintura sin pintura”, que se exhibió en la sala Lucio Muñoz de la Delegación Territorial de la Junta y que recorrió toda la provincia. SegúnLuis García, Director del Departamento de Exposiciones del ILC, “aquella exposición ha sido el sustrato que aportaría el razonamiento teórico de esta nueva, la pintura sin pintura, pero más al límite”.

Está integrada por seis únicas obras que se articulan, dialogan o integran con el espacio arquitectónico, que se transforma en algunas ocasiones en un elemento esencial de la obra. Y las seis ofrecen una clara visión de los nuevos territorios que ha conquistado la pintura. Parten de la pintura para ofrecer otras lecturas: traspasan los límites del soporte pictórico para convertirse en otras propuestas mestizas.

seis pinturas

Así se exhiben obras que muestran desde la desnudez de la pintura, a la pintura que salta a la tridimensionalidad. Son piezas minimalistas y postminimalistas que reflejan el momento de revisión que está experimentando el concepto clásico de pintura en nuestro país.

Las nuevas lecturas que se proponen juegan con la noción de pintura en el campo expandido y se mezclan con otras disciplinas como el video, el retroproyector lumínico y la escultura-objeto.

La pieza de de Isabel Cuadrado (Oviedo 1965) que abre el recorrido y que lleva por título “Secuela”, es una instalación efímera, que presenta un bastidor de cuadro y una intervención directa con dibujo sobre la pared. Trata de reflejar la desnudez de la pintura y supone una metáfora sutil de la esencialidad estructural de la pintura, cargada de un intenso sentido minimalista. Como explica Luis García, “partiendo de un cierto neoconceptualismo, supone desnudar la pintura, realizar un viaje del lienzo a la pared, eliminando el plano pictórico clásico del lienzo, que es el soporte de la simulación verídica de la realidad, que en esencia es la pintura, para transitar del objeto modular, estándar e industrial, que es el bastidor, que representa a su vez el esqueleto esencial de la pintura, hasta la realidad mínima, reiterada y seriada de la línea dibujada sobre el plano pared”.

En el caso de la estructura “Lampiridae nº3” de Carlos Coronas (Avilés 1964) , la pintura salta de la pared para adoptar una tercera dimensión. “Lo que plantea esta obra es la tensión y tránsito del plano pictórico abstracto de sentido lírico de sus primeras etapas creativas hasta el volumen constructivo y estructural que utiliza el elemento aséptico, seriado e industrial del fluorescente como eje fundamental de la configuración de la obra”. La pieza realizada con fluorescentes se intensifica y se expande según varía la intensidad de la luz. Es sin dunda un concepto postminimalista.

Pablo Lillo (Avilés 1969) tensiona el concepto de pintura desde su propio origen, es decir el boceto o diseño previo. Sus referencias enlazan con un neoconceptualismo de origen duchampniano. Se apropia del objeto que ya existe y que surge del diseño serialista, heredado de la Bauhaus, puesto que utiliza modelos de muebles del arquitecto y diseñador Marcel Breuner. “Genera por medio de una tensión del dibujo, una proyección real del volumen en el espacio, construyendo por medio de la articulación de módulos un bodegón frío, minimalista y seriado con cierta carga mágica y surreal, al invertir el sentido de su colocación. Rastreando en la historia de la pintura se podrían encontrar connotaciones con los bodegones del pintor clásico Sánchez Cotán o el mismo Morandi”.

La videoproyección “LB DMS” de Javier Riera (Avilés 1964), es una metáfora y una reflexión sobre el tema clásico de la esencialidad geométrica del paisaje natural, investigada por Cezanne y Picasso. Consiste en la filmación en tiempo comprimido de un paisaje natural fijo y estable, al cual se le proyecta por medio de imágenes una estructuración geométrica. En la primera fase del vídeo se observa una percepción del paisaje, que se va transformando con la desaparición de la luz natural, para convertirse finalmente en una imagen geometrizada, que utiliza el substrato y textura del paisaje inicial.

Ramón Isidoro (León 1964) con su obra P.I.N.T.U.R.A., hace también hincapié en la tensión del plano pictórico que alcanza la tercera dimensión o relieve. “Incorpora un interesante diálogo entre color de pigmento, correspondiente a la pintura clásica en sentido estricto, y color luz mucho más actual e introducido por el minimalismo y los medios publicitarios y de comunicación. Este diálogo supone una tensión del concepto básico de pintura muy enriquecedor”, subraya Luis García.

seis pinturas

Maite Centol, (Logroño 1963) presenta la videoinstalación de sentido efímero, “Pero soy optimista”. La artista acota en el muro de la sala, un espacio rectangular y pictórico por medio de una mancha plana de color de pigmento y sobre ella proyecta varias imágenes secuenciales de tipo reticular en movimiento. Así se produce una imagen de tipo pictórico generada por color pigmento y color luz, que se articulan y conjugan, pero introduciendo al mismo tiempo un movimiento virtual. “Es una obra de intenso sentido minimalista que reflexiona nuevamente sobre un problema clave en muchos movimientos clásicos de la pintura, como el Futurismo o el Op-Art, el movimiento”.

Los artistas

Maite Centol, Isabel Cuadrado, Pablo Lillo, Carlos Coronas, Ramón Isidoro y Javier Riera, cuentan con una dilatada trayectoria creativa y en algunos casos docente y su obra se ha presentado en varias ocasiones en museos y espacios expositivos de nivel nacional e internacional como el Museo Nacional Centro Reina Sofía MNCRS; Museo de Arte Contemporáneo Unión Fenosa, Fundació Pilar i Joan Miró, de Mallorca; MUSAC; LABORAL; Centro Gallego de Arte Contemporáneo CGAC, Frans Masereel Centrum de Bélgica, Aoya Museum de Japón o el Royal Museum of the Fine Arts de Amberes entre otros.

“6 Pinturas”

Artistas: Isabel Cuadrado, Mayte Centol, Javier Riera, Carlos Coronas, Ramón Isidoro, Pablo Lillo

Comisario: Ramón Isidoro

  • Sala Provincia ILC, calle Puerta de la Reina nº 1 (León)
  • Hasta el 2 de agosto
  • Horario: de martes a viernes de 18 a 21 horas, sábados de 11 a 14 y de 18 a 21 horas, domingos y festivos de 11 a 14 horas, lunes cerrado.