El edificio de exposiciones temporales del museo acoge hasta el próximo 31 de agosto una buena parte del proceso artístico del escultor vasco Eduardo Chillida, donde el hierro es el protagonista

Sabero – 18 JUL 2016 – Redacción

La muestra ‘Chillida. Vivir el Hierro’, que toma este título de un grabado realizado por el escultor en el año 1967, está centrada en la forja industrial. En ella se desvela la relación entre arte e industria, subrayando la importancia que el hierro ha tenido en la vida del artista.

En la planta baja de la exposición, predomina lo divulgativo y está dedicada a la parte industrial, a la realización en fábrica de las estatuas monumentales de gran formato. La planta superior recoge una cuidada selección de grabados de distintas épocas, además de tres esculturas de acero, grandes ejemplos de la capacidad del artista para darle vida al hierro.

Eduardo Chillida

Eduardo Chillida

Aunque Eduardo Chillida trabajó a lo largo de su carrera diferentes materiales como la piedra, la tierra, el yeso o la madera, es sin duda el hierro su material preferido, el que ha estado siempre presente en su producción artística y el que ocupa un lugar privilegiado en su trayectoria.

La relación entre el Museo de la Siderurgia y la Minería con el hierro hace aún más especial la elección de este lugar para homenajear la obra de Chillida, quien tanto amó este material durante toda su carrera, hecho destacado durante la inauguración de la muestra.

El Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León fue un proyecto de la Junta de Castilla y León para rendir tributo a estas dos actividades económicas, así como para revitalizar cultural y económicamente una de las primeras zonas mineras en sufrir el fin de una forma de vida que hoy también desaparece de otras cuencas.

Ocho años después de su apertura, el museo se ha revelado como un gran centro cultural que ha atraído a lo largo de estos años a más de 233.000 personas y que ofrece una programación cultural y didáctica de alta calidad.

Ejemplo de ello es la intensa actividad prevista para los meses de julio y agosto, con más de cuarenta y cinco actividades entre las que se encuentran conciertos de grandes artistas como Raimundo Amador, Carlos Núñez o Martirio; ciclos de cine, talleres infantiles, actividades familiares, rutas de senderismo, presentaciones de libros o conferencias.