La actividad expositiva en León sigue activa en vacaciones. Durante todo el mes de julio se podrá ver en la galería de arte Ángel Cantero la exposición multidisciplinar Colectiva Orgánica, que reúne la obra de ocho artistas plásticos y visuales

León – 11 JUL 2016 – Redacción

Antonio Guerra (Zamora, 1983), artista residente en León que obtuvo en 2011 una beca de creación artística del MUSAC, expone dos de sus fotografías de su proyecto “Ver de acción”. Utilizando principalmente el medio fotográfico y la instalación, su trabajo reflexiona sobre los procesos de transformación del paisaje y nuestra percepción del mismo a través de la imagen explorando los límites entre lo natural y lo cultural.

La pintora gallega Beatriz Seijo (La Coruña, 1984) se inspira en su reciente viaje a la Polinesia y sus inquietudes por la metafísica, y nos conduce a la reflexión sobre el trepidante ritmo de vida de la sociedad occidentalizada.

Emiliano Vozmediano

El descanso, de Emiliano Vozmediano

Emiliano Vozmediano (Ciudad Real, 1964), artista polifacético (pintor, ilustrador, creador musical, escultor…) trae a León cuatro obras basadas en su entorno natural más cercano, tres paisajes al óleo y un dibujo en grafito de gran formato.

Manuel Reina Infantes (Sevilla, 1977) pintor y escultor, que ya mostró en esta galería su obra de gran formato “Eno, diosa del vino” el año pasado, en esta ocasión presenta cinco óleos de pequeño formato de su última serie dedicada a los pájaros, con el mismo lenguaje de realismo sintético de pincelada ágil y fresca.

Vladimir (Gijón, 1972) no representa la realidad que lo rodea de forma narrativa, al contrario, despliega su instinto y traduce inmediatamente lo que ve a formas y sobre todo a colores, sintetiza –cada vez más- la realidad percibida.

Mar Sueiras viene desde Cáceres con el tríptico “Black flowers”; su obra reflexiona con frecuencia sobre la vida misma, sobre el día a día de todos nosotros y la naturaleza en la cual nos desenvolvemos, sobre el aire que respiramos.

Del pintor de Valladolid Andrés Mende podremos contemplar varios óleos sobre lienzo dentro del informalismo abstracto, con la utilización de una paleta cálida de color y la búsqueda de composiciones que se acercan más a la abstracción lírica gestual que a la pintura más matérica de otros artistas de este movimiento artístico.

Y por último, José Antonio Andrés Vera (Zaragoza, 1956) con cinco esculturas de madera de nogal, materia que para él es fascinante, la considera como algo vivo, no sólo por su origen en un ser vivo –el árbol-, sino por aquello que perdura en ella, con el movimiento de sus vetas, sus texturas y colores, su calidez y sensualidad, su aroma y su brillo, su tacto. Él quiere que sus obras no sólo se contemplen sino que se palpen y se acaricien.