El pintor astorgano, Luis Miguel Alonso, expone en el Ateneo Cultural ‘El Albéitar’ de la Universidad de León (ULE)  ‘Los retratos del agua’, en el que recoge parte del trabajo de más de 30 años, momento en el que comenzó a pintar con tinta y agua

León – 25 FEB 2015 – Redacción

En ella, según explicó el propio artista, intenta reflejar, a través de retratos genéricos sobre la gente, las vivencias de los años 70 e inicios de los 80 a su llegada a Madrid y el impacto que ocasionó en su persona el movimiento cultural y social.

El denominador común de estas obras “siempre ha sido el agua”, dijo Alonso, que señaló que en el fondo la exposición es “un homenaje indirecto a mis inicios, a la infancia, a cómo empecé a sentir la afición por el cine y la pintura a través de las sábanas que mi madre tendía en el patio de casa”, recordó. En este tiempo, el artista reconoció no haber dejado esta actividad y continuar pintando “con distintas temáticas en cada época” aunque siempre con el agua como denominador común.

Todo ello hace que el artista sienta que el origen de su trabajo haya que buscarlo años atrás en los “reflejos, sombras que se proyectaban y dibujaban en las sábanas, que hicieron que surgiera en mí esa afición que ha hecho que a lo largo de los años haya ido trabajando, pero el inicio, el germen, siempre está en la infancia”.

La muestra permanecerá expuesta hasta el 25 de marzo en horario de 12 a 14 y de 18.30 a 20.30 horas de lunes a viernes.

El pintor Luis Miguel Alonso ante uno de los cuadros de la exposición

El pintor Luis Miguel Alonso ante uno de los cuadros de la exposición