La exposición “Modesto Llamas Gil: retrospectiva 1945-2013” que realiza un recorrido por la prolífica obra de este autor leonés hasta la actualidad

León – Redacción – 17 DIC 2013

La exposición consta de 185 obras, entre pinturas, dibujos, ilustraciones, carteles, serigrafías, litografías y linograbados, en los que se plasman las dos vertientes temáticas que han acompañado a Llamas Gil a lo largo de su carrera. Por un lado, la referencia a la realidad, dónde el autor demuestra lo que siente. Y por otro lado, la pintura de las emociones, en la que se da cobijo al paisaje de la imaginación y los sueños. Esta exposición supone una cuidada selección de piezas a través de las que el espectador podrá contemplar una visión muy clara y didáctica de las diferentes etapas creativas de este autor.

Modesto Llamas Gil, es uno de los autores leoneses más prolíficos, además de un artista con un control perfecto de las diferentes técnicas y elementos de la creación plástica. La exposición está dividida en seis bloques temáticos, que se distribuyen en salas independientes. El primero dedicado a su periodo de formación, que corresponde a la etapa entre los años 1945 a 1953, con obras de estudio, copias, dibujos y apuntes. Un segundo bloque que se basa en el retrato, de familiares, amigos y personajes públicos. La tercera sección es la serie de los Disparates, donde se plantea una visión crítica de la sociedad. En la cuarta se muestra el enfoque erótico de su obra. El quinto bloque se centra en los bodegones, el paisaje y la figura. Y por último, en la Sala Provincia, se presenta un sexto bloque dedicado a las obras más abstractas y simbólicas.

Uno de los retratos de Modesto Llamas Gil

Uno de los retratos de Modesto Llamas Gil

Además, la muestra se acompaña con un catálogo razonado en el que se han recopilado los estudios sobre 724 piezas de Modesto, realizadas entre 1945 y 2013 y que ha sido editado por la Diputación de León. Se trata de imágenes de todas las obras, con una descripción de sus características técnicas, además, de varios textos de diferentes críticos, entre los que se encuentra el catedrático de la Universidad de León, Javier Hernando Carrasco. Una publicación fundamental que posibilitará analizar y estudiar la obra de Modesto Llamas Gil, además de permitir ampliar la biografía sobre artistas de la década de los 50, escasamente estudiados en la provincia de León.

Modesto Llamas Gil ha cedido a la Diputación cuatro retratos de autores leoneses que, según la presidenta, contarán con un lugar preferente y permanente en las instalaciones culturales de la institución provincial.

Desde el pasado 8 de noviembre, día en el que se inauguró la exposición, han pasado por la Sala Provincia del Instituto Leonés de Cultura y el Centro Leonés de Arte donde está ubicada, más de 2.500 personas.