Una mujer vestida con su traje de novia emerge de los restos de una casa destrozada. Vive en Londres, una ciudad que está en plena Segunda Guerra Mundial y su hogar acaba de ser bombardeado. Más adelante, una segunda mujer con mirada desafiante avanza taconeando ante un soldado que sostiene un arma

León – 6 FEB 2015 – ultimocero.com

En esta ocasión la escena transcurre en Sarajevo, aunque en el año 1992. Ambas imágenes forman parte de la exposición `Un acto de fe´, una muestra compuesta por una docena de lienzos querescatan diferentes momentos bélicos, aunque narrados a partir de todas esas personas que, a pesar de todo, se aferran en mantener la normalidad.

La responsable de estas obras es Cristina Toledo (Las Palmas de Gran Canaria, 1986), una artista que este sábado ha inaugurado su primera exposición en Valladolid. “Todos los cuadros están realizados a partir de fotografías de revistas antiguas como Nuevo Mundo o Mundo Gráfica que encontré en casa de mi madre y que fueron publicadas a principios del siglo XX”, aclara Cristina, quien reconoce que todo su proceso artístico suele partir del trabajo de imágenes procedentes de la prensa, archivos familiares o Internet.

Una de las obras de Cristina Toledo

Una de las obras de Cristina Toledo

La primera obra que realizó para esta exposición fue un lienzo en el que vemos a una mujer posando para un pintor ante una tela en la que aparece pintado un paisaje idílico. Sin embargo, detrás de ella se vislumbra el desastre: casas destrozadas, huellas de un bombardeo, la guerra y su cruda presencia. Su imagen nos transporta hasta la Varsovia de 1946 y nos obliga a recordar un pasado que aún sigue doliendo.

A partir de este lienzo Cristina fue pintando más, todos ellos a lo largo del año 2014, hasta dar forma a una exposición en la que predominan el blanco y negro. “Sólo he añadido color para focalizar la atención en algo”, reconoce. En `El frente doméstico (Londres 1940)´, otra de sus obras, dos mujeres conversan amigablemente. Un detalle nos devuelve a la dureza del contexto: ambas llevan máscaras de gas.“Este cuadro habla de toda esa gente que participa en la guerra sin estar en el frente”, comenta esta artista.

Formada en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, Cristina realizó su primera exposición individual en el año 2009. El lugar elegido fue Las Palmas de Gran Canaria, su ciudad de nacimiento. Desde entonces su trabajo ha figurado en la programación de espacios como la galería Estampa de Madrid, el centro cultural Las Cigarreras Cultura Contemporánea (Alicante) o el Centro Cultural Galileo de Madrid.

El año pasado Cristina participó en tres exposiciones. Una de ellas le permitió formar parte del festival Miradas de Mujeres. “Mostré dos series. Una incluía cuadros inspirados en la imagen de varios fotogramas de películas que habían sido censuradas. La otra fue un homenaje a las pioneras del tatuaje, tanto a las mujeres tatuadas como a las tatuadoras.En ambos casos me interesaba hablar del cuerpo de la mujer como espacio de control“, comenta Cristina, quien expuso estas obras en el Centro Cultural Pérez de la Riva de Las Rozas.

Durante el año 2014 esta artista canaria también participó en la exposición `No limit´ del Centro Cultural Coreano de Madrid, así como en `7x114x146´, una muestra colectiva realizada en la galería Liebre de Madrid a la que se sumaron siete artistas que trabajaron con un único requisito: hacer obras con unas dimensiones ajustadas al formato 114 x 146.

Cristina Toledo, cuya obra está incluida en series como `La playa. Desconocidos´, `Familiares´, `La piscina. Un espacio habitado´ o `Sobre papel´, expondrá del 25 de febrero al 1 de marzo en la Feria Art Madrid, que se celebrará en la Galería de Cristal de CentroCentro Cibeles. Después, en el mes de abril, esta artista formará parte de una muestra colectiva organizada por la editorial Vuelapluma que girará en torno a la figura de Alfred Hitchcock.

`Un acto de fe´, la exposición que ha inaugurado este sábado en la galería Javier Silva de Valladolid (c/ Renedo 8-10 bajo), podrá visitarse hasta el 17 de marzo de lunes a viernes en horarios de 10:30 a 14 y de 18 a 20:30 horas, así como los sábados de 11 a 14 horas.