Es la primera estrategia autonómica de apoyo integral al sector agroalimentario, que cuenta con un presupuesto de 393 millones de euros

 

León – Redacción- 22 JUN 2014

Los objetivos que plantea cumplir son incrementar el importe neto de la cifra de negocio del sector hasta superar los 11.000 millones de euros -un incremento del 9 %-, aumentar un 15 % el valor de las exportaciones, hasta alcanzar los 1.700 millones de euros, e inyectar una cifra superior a los 287 millones de euros como financia
ción para el sector. Más de 230 representantes de las principales empresas agroalimentarias, organizaciones profesionales agrarias, sindicatos y patronal han acudido al acto de presentación.

Futura Alimenta

 

Castilla y León cuenta con 3.073 empresas dedicadas a la agroalimentación que facturan 10.102 millones de euros, el 10% de la facturación de la industria alimentaria nacional que alcanza los 102.859 millones de euros. Estas cifras sitúan a Castilla y León entre las tres primeras comunidades de España suministradoras de alimentos a nivel nacional. La agroalimentación, a pesar de la coyuntura económica actual, ha demostrado su fortaleza creando empleo y elevando su facturación en los últimos años. Se trata de un sector inversor relevante además de ser la principal salida de las producciones agrícolas de la Comunidad.

Como consecuencia de la relevancia y el potencial de este sector, el Gobierno autonómico pone en marcha ‘Futura Alimenta Castilla y León 2014-2017’, la estrategia autonómica de apoyo integral al sector agroalimentario que nace con el objetivo de mejorar la actividad económica y la creación de empleo; en especial, en el medio rural. Esta estrategia persigue que, en los próximos cuatro años, se incremente el importe neto de la cifra de negocio del sector hasta superar los 11.000 millones de euros, se aumente un 15 % el valor de las exportaciones e inyectar financiación al sector en más de 287 millones de euros.

Para lograr estos objetivos, la estrategia plantea diversas medidas de actuación articuladas a través de siete ejes en los que tienen competencias prácticamente todas las consejerías de la Junta de Castilla y León.

• Impulsar el empleo y el autoempleo.
• Facilitar la financiación de las empresas agroalimentarias.
• Mejorar la promoción y comercialización.
• Impulsar la internacionalización de los productos agroalimentarios.
• Potenciar la I+D+i del sector agroalimentario.
• Impulsar la formación.
• Atención pública al sector y simplificación administrativa.