Guillermo Simón, pintor de reconocido prestigio, nacido en Villaviciosa, tiene en su haber más de veinticinco exposiciones individuales y más de un centenar de exposiciones colectivas, numerosos premios de pintura, así como la participación en bienales y ferias de arte contemporáneo por España y en el extranjero

León – 8 ABR 2016 – Redacción

Esta exposición es la tercera muestra individual que realiza en la capital leonesa, tras haber expuesto en el
2001 en Caja España y en 2011 en la Fundación Carriegos.

La pintura de Guillermo Simón se inspira en el mar, pero sobre todo en los aspectos puramente pictóricos
desde una tradición que arranca en el romanticismo y va hasta el expresionismo abstracto americano.

Guillermo Simon Mar de mares

Como señala el crítico de arte Rubén Suárez “Sus nuevas crines del mar son más abstractas, aunque sin
perder, como siempre sucede en su obra, la referencia objetiva. En su contemplación se revive y agranda el
recuerdo del mar estallando en un hirviente torbellino de blanca espuma. Si en Pollock el torbellino
vertiginoso es pura energía de forma y color incorpóreos, en la pintura de Guillermo Simón toma cuerpo en el
mar embravecido en la tempestad. Es esta última una bellísima pintura que une a la solemnidad abstracta la
solemnidad romántica.

Desde el aquietado lirismo de las bajamares a las melancólicas neblinas y las tenebrosas oscuridades que
presagian tormenta hasta esas enmarañadas madejas de ola donde la sustancia de la pintura que es la luz,
parece hacerse materia, agitación, torbellino, locura dinámica”.

Un conjunto de 15 obras componen esta nueva muestra con diferentes soportes: Óleos sobre aluminio,
papel y tabla.

Los títulos de la exposición aluden a golpes de mar, a cantos de espuma, a lluvia de olas blancas, a mar del
norte y se recogen bajo el título genérico “mar de mares” en una continuación con su anterior exposición
“geografías del mar”.

Pinturas de intensa energía, palpitantes y táctiles, en las que aparecen profundos azules y que son una
metáfora de la fugacidad, de la permanente impermanencia, del estallido de una ola, de lo imprevisible, de
la importancia del azar en la pintura y en la existencia, de lo irrepetible de cada instante, de la fuerza del mar
y del océano.

Una pintura la de Guillermo Simón que destaca por una utilización muy personal de la técnica al óleo, de las
veladuras, de las transparencias con la incorporación de un nuevo soporte que es el aluminio junto con los
óleos sobre papel.

2015 y 2016 marcan cronológicamente el comienzo de una nueva etapa, ya que de sus referencias pasadas
Guillermo Simón ha dado un salto cualitativo a la cara más visible del mar, hecha con violencia y armonía de
oleajes, corrientes enfrentadas, vientos atemporalados y espumas casi gaseosas y volcánicas, que producen
efectos insólitos y sorprendentes, incursos en el expresionismo y la abstracción. Está claro que su mirada no
busca mares en calma, ni siquiera con marejadilla. Lo que él focaliza son otros estados menos previsibles y
placenteros de la mar: gruesa, arbolada o enorme; el agua en erupción.

La exposición “mar de mares” se podrá contemplar hasta el 3 de mayo.

Galería Ángel Cantero
Cl Juan Madrazo, 25 – Bajo
24002 León
Tfno 987 24 23 54
www.angel-cantero.com
Horario: Lunes a viernes de 18:30 a 21:30 horas. Sábados de 12:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00 horas.