A última hora de la mañana de ayer un agente medioambiental de la Junta de Castilla y León ha encontrado el cadáver de una hembra de oso pardo cantábrico en la localidad leonesa de Cariseda, perteneciente al municipio de Peranzanes

León – 29 NOV 2016 – Redacción

A final de la mañana de ayer han sido localizados los restos de un ejemplar de oso en la localidad de Cariseda, en Peranzanes provincia de León. Tras el aviso del agente medioambiental de la Junta de Castilla y León, se han personado en el lugar del hallazgo el equipo de León del Seprona,  más agentes medioambientales del Servicio Territorial de Medio Ambiente de León y un técnico de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León. Allí se comprobó que se trataba de una hembra adulta de oso pardo cantábrico muerta en un lazo de acero, similar a los empleados para capturar jabalíes de forma ilegal.

Tras realizar las oportunas diligencias en el terreno se ha procedido a levantar los restos para su traslado al Hospital Veterinario de la Universidad de León donde se practicará la necropsia.

La osa apareció muerta con una lazo de cable de acero al cuello en Cariseda

La osa apareció muerta con una lazo de cable de acero al cuello en Cariseda / JCyL

El operativo de agentes medioambientales, celadores y Guardia Civil ha procedido además a inspeccionar la zona donde ha aparecido el cadáver, con el fin de localizar indicios que ayuden a encontrar al dueño de estas trampas ilegales.

Se debe recordar que este tipo de trampas ilegales, actuación tipificada como infracción administrativa o delito en función del daño ocasionado, pueden tener un grave impacto sobre la fauna, incluida la amenazada como es el caso, existiendo, si fuera preciso, procedimientos legales para poder controlar los daños que ocasionasen los jabalíes.