Los frutos de una investigación del artista británico Hamish Fulton serán protagonistas de la muestra que abrirá las nuevas instalaciones de FCAYC, el próximo 9 de abril

Cerezales del Condado (León) – 26 ENE 2017 – Redacción

Adrian Melis tomará el relevo en la sala a partir del mes de agosto, completándose así los dos primeros proyectos del año en el nuevo equipamiento, diseñado por el estudio de arquitectura AZPML (Alejandro Zaera & Maider Llaguno). El edificio ha sido recientemente galardonado con el I Premio a la Construcción Sostenible en Castilla y León.

Walking on and off the Path

Hamish Fulton es un artista caminante. Nació en Gran Bretaña en 1946 y se ha convertido en uno de los referentes más importantes del arte contemporáneo. Escindiéndose del denominado Land Art, Fulton ha investigado, durante los últimos 50 años y en cientos de caminatas tanto en solitario como grupales, sobre el caminar como práctica artística. Él observa el paisaje, no lo modifica, no deja huella.

Picos 2016, Hamish Fulton

Picos 2016, Hamish Fulton

Caminar es un acto contra la alienación. Como él mismo apunta: Caminar, sin recurrir a ningún otro medio de locomoción que nuestros propios pies, sin sucedáneos, nos permite experimentar la vida: «relajación, ejercicio, meditación, salud, oxigenar el cerebro, transporte, deporte, marchas de protesta pacíficas, arte y mucho más».

Desde el año 2009, la Fundación Cerezales Antonino y Cinia se plantea el caminar como un movimiento del pensar. Comparte la idea de ser invisibles, en mayor o menor medida, en un mundo complejo, al tiempo que reivindica toda declaración de intenciones como un compromiso con la acción, más allá de la teoría. FCAYC ha atendido a las reglas que definen el lugar en el que se inserta su acción y para ello ha tenido que caminar en él, percibir las distancias bajo sus pies, entre sus vecindarios, adoptar su vocabulario, comprender la proximidad entre su vertiente salvaje y la intervenida por el hombre. Todo ello ha modelado su filosofía.

Por ello, FCAYC reivindica caminar como política y acude a Hamish Fulton, un referente en la puesta en práctica de esta metodología. El sentido de esta colaboración es afrontar la relación con el contexto como un proceso en curso antes que como una colección de objetos de mayor o menor reflejo artístico.

Para llevar a cabo este proyecto, Fulton ha realizado una caminata circular en solitario durante 14 días, por la zona occidental de Picos de Europa, el contexto en el que se circunscribe la Fundación. En octubre del 2016 y partiendo de Soto de Sajambre, Fulton daba continuidad a otras siete caminatas interconectadas por la Península Ibérica, que ya realizara en las últimas décadas.

Walking on and off the Path (en español: Caminar y apartarse del camino) es el título de una exposición producida por FCAYC y fruto de esas jornadas caminando por la montaña leonesa. Dos caminatas grupales con el artista y una publicación sobre el caminar, con textos de investigadores de diferentes disciplinas, serán también parte de la propuesta de la Fundación Cerezales Antonino y Cinia.

La muestra de Hamish Fulton vivirá en la sala de exposiciones hasta el mes de agosto, cuando se inaugure El silencio absoluto no existe de Adrian Melis.

Nacido en La Habana en 1985, Adrian Melis se graduó en el año 2009 de la Cátedra de Arte Conducta y en 2010 de la Universidad de las artes (ISA) en La Habana. Durante 2014–2016 completó su residencia en Rijksakademie van Beldeende Kunsten en Amsterdam.

Glories of a fogotten future, Adrian Melis

Glories of a fogotten future, Adrian Melis

A través de esta muestra se pretende observar la práctica artística de Adrian Melis como trabajo afectivo y simultáneamente interpretarle como un inversor en trabajo inmaterial. Se entiende por trabajo inmaterial, aquel que “genera productos inmateriales como conocimiento, información, comunicación, una relación o una respuesta emocional”.

Trabajo afectivo es aquel que tiene como intención producir o modificar experiencias emocionales en las personas”.
El concepto global de la exposición gira en torno a los sistemas de producción derivados de la propiedad intelectual y del trabajo mental y físico. Asimismo se tratará el concepto de “políticas de la empatía”.

Sobre la Fundación Cerezales Antonino y Cinia

FCAYC se asienta en Cerezales del Condado, provincia de León, desde hace ocho años. Su presencia en este territorio tiene que ver con el origen de su fundador, Antonino Fernández, vecino de Cerezales del Condado, emigrante en México y destacado industrial en el ámbito internacional, fallecido recientemente. Su compromiso con el pueblo incluyó el dotarle de una institución de carácter cultural y educativo, ya que sitúa parte de las razones que le obligaron a emigrar en la carencia de este tipo de recursos en la zona.

La personalidad institucional de la FCAYC se encuentra ligada a la investigación, la producción y la difusión en el plano de la cultura y el arte contemporáneos. Atiende, además, a aspectos que abarcan las artes del sonido. Se ocupa, con especial atención, del desarrollo del territorio y su puesta en valor a través de la actualización, recuperación y transmisión crítica de conocimiento, con un área específica de trabajo, que se define como etnoeducación. En esta última se investiga sobre las posibilidades del medio rural, entendido en una escala local y global, mediante diferentes metodologías y programas que se insertan y afectan a su estructura socio-económica, política, cultural y educativa.

FCAYC ha ocupado en sus primeros 8 años el espacio de unas antiguas escuelas construidas durante los años 30 del siglo XX, propiedad de la Junta Vecinal de Cerezales del Condado y actualmente rehabilitadas. Desde estas escuelas, busca una convivencia real con el resto de habitantes del territorio en el que despliega sus propuestas. Así, el pueblo se encuentra representado en el patronato de FCAYC a través de su alcalde y tiene voz y voto en las decisiones que se adoptan con independencia del carácter privado de la institución. Por otra parte, es una institución de carácter profesional, que cuenta con un equipo de 10 personas, distribuidas en funciones curatoriales, educativas y comunicativas, así como de mantenimiento y montaje de sus actividades, y dispone de una red de colaboración cualificada, amplia y distribuida a nivel internacional.