La fundación Vida Silvestre ha comprado una extensión de más de 10.000 hectáreas en la reserva natural La Payunia, Malargüe, que pertenecían a un propietario privado y que son claves para la reproducción de los guanacos en verano

Buenos Aíres – 8 JUN 2015 – noticiasambientales.com.ar

El plan es desarrollar un “corredor biológico” para que estos mamíferos, que precisan recorrer grandes extensiones, puedan hacerlo sin tener que lidiar con impedimentos humanos ni con animales de crianza.

El terreno será donado luego a la Provincia y mientras tanto tendrá una administración mixta entre la ONG y el Estado mendocino. La operación se concretó esta semana, luego de que el dueño de la estancia El Peralito la pusiera en venta. En el proceso de adquisición trabajó también la organización internacional Wildlife Conservation Society, que participó junto con Vida Silvestre.

Daniel Gómez, director de Recursos Naturales de la provincia, explicó que es muy importante que una fundación haya adquirido esta estancia, porque es una zona núcleo donde se genera la mayor concentración de reproducción de guanaco. “Están preservando un lugar apropiado. Había una competencia entre el guanaco y el ganado vacuno. Guardaparques venía trabajando para tratar de que el dueño de la hacienda no llevase a las vacas a pastorear a esa zona”, afirmó.

Ejempla de guanaco / Foto gentileza de conservacionpatagonica.org

Ejempla de guanaco / Foto gentileza de conservacionpatagonica.org