La Consejería de Cultura y Turismo de Castilla y León, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid y Parques Nacionales, han firmado un protocolo con el objetivo de emprender acciones que potencien el turismo sostenible en el Parque Nacional de la Sierra Guadarrama

Valladolid – Redacción – 30 OCT 13

Este acuerdo responde a una de las líneas de actuación del Plan Nacional e Integral de Turismo, PNIT, aprobado por el Consejo de Ministros el 22 de junio de 2012, que persigue la puesta en valor del conjunto del patrimonio cultural, natural y enogastronómico de España, por cuanto constituye un instrumento decisivo para diferenciar y diversificar nuestra oferta turística.

La importancia de este protocolo para Castilla y León

A partir de la firma de este protocolo la Junta de Castilla y León tiene previsto poner en marcha actuaciones de turismo sostenible en las que se prime el turismo puesto al servicio de la cohesión territorial y del desarrollo económico mediante la creación de productos que tienen su base en la concertación institucional y en la colaboración público-privada, que es uno de los objetivos de la estrategia turística diseñada por la Comunidad.

La firma de este protocolo adquiere especial relevancia para Castilla y León, ya que, sin tener en cuenta el municipio de Segovia, en los 18 municipios área de influencia socioeconómica del Parque Nacional existen 79 alojamientos rurales, 22 alojamientos hoteleros, 95 establecimientos de restauración y 11 empresas de Turismo Activo.

Parque Nacional de la Sierra Guadarrama

Parque Nacional de la Sierra Guadarrama

Las actuaciones que prevé el protocolo son de tres tipos. En primer lugar se sitúa una fase de conocimiento, de análisis de la oferta y la demanda del territorio, lo que será fundamental y un primer paso para optar a la certificación del espacio protegido a la Carta Europea de Turismo Sostenible, un reconocimiento que beneficiará a las empresas de la zona, a los turistas, a los espacios protegidos y a las administraciones turísticas.

La segunda de las actuaciones estará dirigida a la formación tanto del empresariado turístico, como de los gestores locales para que puedan crear experiencias de turismo vinculadas con acciones de conservación. A través de esta actuación la Junta de Castilla y León se va a dirigir con un objetivo formativo a más de 200 profesionales del sector turístico en el entorno de Guadarrama.

Finalmente, la tercera de las actuaciones se encaminará a la creación de productos turísticos sostenibles ligados a los valores naturales del territorio. En Castilla y León este producto podría traducirse en la creación de un producto de turismo activo aplicando la experiencia de los denominados ‘Puntos Activos’ que permite poner en el mercado una oferta turística coordinada, estructurada y de calidad. A través de las sinergias creadas entre empresarios de la zona se ofertaría una completa gama de actividades de turismo activo y se ofrecería a los turistas la oportunidad de disfrutar de una experiencia turística completa más allá del mero alojamiento. Este producto tiene potencial para generar riqueza y desarrollo económico en la zona por su capacidad para crear una oferta turística de calidad, por lo que supondría como contribución para evitar la estacionalidad turística aumentando los tiempos medios de estancia y las pernoctaciones entre semana, porque es un producto que fomenta la unión entre empresas y dinamiza las zonas rurales al incentivar a los alojamientos a crear paquetes turísticos.