Es una iniciativa encaminada a impulsar el potencial turístico de esta referencia internacional de la Comunidad, identificar a las poblaciones que se sitúan en el trascurso de estas rutas y anunciar los Bienes de Interés Cultural que posee

León – 17 DIC 2014 – Redacción

La señalización de los recursos responde al objetivo de la Consejería de mejorar y ordenar la señalética turística de Castilla y León y constituye, además, uno de los principios básicos que definen la calidad de un destino turístico. En este sentido, la Consejería ha elaborado el Manual de Señalización Turística de Castilla y León, que recoge y unifica los criterios de la señalización, tanto en tramos de carretera interurbanos como en urbanos, en caminos y en terrenos rústicos, y pretende continuar avanzando en la señalización como factor de la apuesta de la Junta por la calidad turística. Por ello, el proyecto diseñado para el Camino de Santiago contempla las necesidades de señalización de dos de las referencias internacionales de la Comunidad, tal y como se definen en la Estrategia de Internacionalización.

Se ha realizado una importante tarea de coordinación institucional con ayuntamientos, diputaciones provinciales y la Administración Central para conseguir la ejecución de estos proyectos y, debido a la complejidad en la ejecución de esta señalización, ha sido necesaria la coordinación de ayuntamientos, diputaciones provinciales, la propia Junta a través de diferentes consejerías y el Estado, a través de sus diferentes demarcaciones de carreteras.

Camino de Santiago

Los objetivos que persigue la Consejería de Cultura y Turismo con la señalización turística son impulsar la calidad de la información de la oferta turística; mejorar los sistemas de información de este producto de proyección internacional para reforzar su competitividad como producto turístico de primer orden; lograr la homogeneización de la señalización en carretera de las rutas turísticas de la Comunidad, tal y como recoge uno de los objetivos el Plan Estratégico de Turismo de Castilla y León 2014-2018 como es la ordenación de la oferta actual de las rutas turísticas; fomentar la accesibilidad a la información del turista a través de la señalética implantada, y, por último, impulsar la promoción de los Bienes de Interés Cultural que se encuentran en los municipios por los que transitan las rutas.

Proyectos de señalización de carreteras

Estos proyectos de señalización turística se han diseñado para realizarse en las carreteras del Camino de Santiago y tienen como objetivo hacer conscientes de la existencia de estas rutas a los turistas que transitan por las carreteras que limitan con este itinerario, así como situar este en el entramado viario de Castilla y León identificando a las poblaciones que se sitúan en el trascurso de la ruta y anunciando los Bienes de Interés Cultural que ofrecen al visitante.

La actuación de señalización de esta ruta se plantea en varios niveles de intervención: situar y reconocer como ‘hitos’ del itinerario turístico las principales localidades por las que transita, informar de los Bienes de Interés Cultural como recursos turísticos a visitar y direccionar a los conductores hacia los siguientes puntos de interés del itinerario en la carretera, dotándolo así de la necesaria continuidad.

La señalización propuesta para el Camino de Santiago es independiente de la del Camino peatonal, ya que se plantea para la carretera, que es donde se han detectado las principales carencias. En este caso, el receptor no es el peregrino, por lo que el objetivo es hacer patente a los viajeros que recorren Castilla y León la presencia cercana del Camino de Santiago, relacionando de esta forma a las principales localidades por las que transcurre, identificándolas y señalando los Bienes de Interés Cultural que poseen como principales recursos turísticos a visitar.

Para llevar a cabo esta actuación se han colocado 82 señales, afectando a un total de 34 municipios de tres provincias -Burgos, Palencia y León- y promocionando con ellas 77 Bienes de Interés Cultural declarados. En el caso concreto de Palencia afecta a siete municipios, con 15 nuevas señales y 18 BICs señalizados. Los municipios son Itero de la Vega, Boadilla del Camino, Frómista, Villalcazar de Sirga, Carrión de los Condes, Cervatos de la Cueza y Villada.