El Gobierno gallego ha incrementado las cuantías que destinará al Camino de Santiago en 2016

Santiago de Compostela (La Coruña) – 17 MAY 2016 – INT

Después de que el pasado 5 de julio la Unesco ampliara la declaración de Patrimonio de la Humanidad a los Caminos del Norte, el gobierno gallego vio la necesidad de invertir en la restauración del patrimonio cultural y monumental de la ruta jacobea, así como en el acondicionamiento de los trazados ante el desafío que supone la dimensión internacional que ha alcanzado.

El Gobierno dedicará a esta cuestión 1,5 millones de euros como medida de apoyo al Plan director del Camino en el que el Ejecutivo gallego viene trabajando desde hace más de un año y que se presentará el próximo otoño. «La enmienda —apuntan desde la Xunta— responde a la importancia del Camino de Santiago en el ámbito cultural, económico y religioso».

Catedral románica de Santa María de Lugo

Catedral románica de Santa María de Lugo

460.000 peregrinos en 2021

Esta hoja de ruta —que aspira a «redefinir las estrategias y políticas» en torno al Camino llevadas con éxito desde el Xacobeo 1993— estima que en el próximo Año Santo 2021 la cifra de peregrinos podría rondar los 460.000. Este número es muy superior al máximo alcanzado hasta ahora: los 272.414 de 2010 y que este 2015 aspira a rebasar. En estos momentos, más de 180.000 personas han recogido ya su «compostela», el documento que acredita haber recorrido, al menos, los últimos 100 kilómetros a pie o los 200 finales en bicicleta o a caballo.

Las rehabilitaciones y mejoras se ejecutarán en 7 elementos declarados BIC del Camino Francés, en 11 del Camino Primitivo y en 14 del Camino del Norte. También sobre monumentos declarados el pasado mes Patrimonio de la Humanidad como la Catedral de Mondoñedo, el Monasterio de Sobrado dos Monxes o la Catedral de Lugo.

A mayores, los Presupuestos de 2016 ya preveían una partida de 2 millones de euros para la creación de pasos de peatones y otros elementos que garanticen la seguridad viaria de los peregrinos en las provincias de Lugo y La Coruña tal y como se venía reclamando.