Los ‘Cuentos de Ayquedaño’ son cinco relatos breves destinados a niños de 7-11 años, con unas setenta páginas ilustradas acompañadas de un CD

León – Redacción – 21 NOV 2013

Los temas abordados tratan de “valores”, pero no en un sentido abstracto o meramente teórico (como el respeto por el medio ambiente o la paz mundial), sino relacionando esos valores con la implicación que tenemos cada uno de nosotros —aquí, en concreto, el niño lector— en nuestro entorno más inmediato para que, entre todos, funcione bien la convivencia y para promover una actitud positiva a la hora de enfrentar problemas muy comunes como la violencia, la frustración o la incomunicación.

En una sociedad consumista y competitiva, con excesiva frecuencia se olvida que la verdadera educación de los niños pasa por ayudarles a desarrollar su inteligencia empática, emocional, su sentido crítico de la realidad circundante y su propia capacidad de decisión.

Problemas como el fracaso escolar, la violencia, la frustración o la incomunicación tienen su origen en la carencia de valores actitudinales positivos, cooperativos y respetuosos. Estos son los temas que, adaptados a un registro infantil, cómico y no moralizante, abordan directamente los ‘Cuentos de Ayquedaño’. En concreto, se trata en ellos cinco necesidades básicas:
– la importancia del esfuerzo y la colaboración, con la consecuente asunción de responsabilidades personales.
– el respeto por las normas sociales elementales y sus ventajas para la convivencia.
– la autoestima y la percepción empática de los demás.
– la percepción positiva de lo que tenemos en cada momento (frente a la frustración por aquello de lo que carecemos).
– la tranquilidad y el buen humor como bienes valiosos y a nuestro alcance sobre los que construir nuestras vidas y nuestra sociedad.

“Ayquedaño” es un personaje que acaba superando sus propios obstáculos. Es un niño, con rabietas, eso sí, descrito desde el humor y la complicidad, no desde la censura y el castigo. En cada cuento, “Respetín” lo ayuda con sus problemas, lo arrastra a encontrar una solución en la que “Ayquedaño” debe poner algo de su parte haciendo un descubrimiento.

Ese descubrimiento puede ser, por ejemplo, que aunque llueva y no tengas la nintendo, también puedes pasártelo bien; o darse cuenta de que contribuir uno mismo a hacer determinadas tareas, sin esperar a que otros te las resuelvan, es motivo de satisfacción y genera buen clima alrededor, “buen rollo”, como diría un chaval “enrollao”. No se trata por lo tanto de hablar de buenos y malos, sino de que el lector se identifique con el personaje y descubra dentro de sí mismo cómo resolver ciertos asuntos. Los ámbitos en los que transcurren los cuentos son, evidentemente, los cotidianos de los niños: la familia, las clases, los recreos.

Sobre los valores, como decíamos, son concretos y muy pragmáticos y giran todos alrededor de la responsabilidad: la de hacer las cosas que podemos hacer por nosotros mismos y cooperar en la medida de lo posible; la responsabilidad de respetar normas que por algo están ahí, y la de saber valorarnos por lo que somos y lo que hacemos, no por lo que tenemos ni de lo que presumimos; y también la responsabilidad de ser felices, de aprender a ser felices aunque lo que nos rodee no sea perfecto.

Con estos relatos se pretende que los niños realicen una lectura lúdica y reflexiva, que se sientan identificados con los personajes y con sus problemas, y extraigan de allí sus propias conclusiones en la resolución de conflictos cotidianos. De manera general, esas conclusiones (nunca expuestas como simples moralejas) apuntan a la importancia de asumir responsabilidades, de ponerse en el lugar del otro y de colaborar activamente para que sea el grupo (frente a los intereses particulares) el que salga beneficiado de nuestros esfuerzos comunes. Se trata también de reivindicar la libertad de decisiones y la autoformulación consciente de qué es el disfrute y la felicidad, más allá del egoísmo o el consumismo.

El CD que acompaña al libro contiene un buen número de juegos (puzles, ahorcados, memories, etc.) que facilitan esa labor reflexiva de manera divertida, ayudando al lector a identificar los contenidos esenciales de cada relato.

Realización de Talleres en colegios
A partir de la elaboración y lanzamiento de estos ‘Cuentos de Ayquedaño’, se pretende también organizar talleres dirigidos a niños cuyo principal herramienta de trabajo será esta misma obra de literatura infantil.
El libro puede ser disfrutado de varias maneras. Bien en una lectura a solas, o también como lectura compartida con los padres o acompañada de las actividades y de las voces del CD. Además de todo esto, desde el comienzo pensamos que cada cuento debería ser lo suficientemente interesante como para “trabajar” sobre él, es decir, como para propiciar una lectura reflexiva mano a mano con los niños, ayudándolos a comprender el sentido de cada relato y compartiendo con ellos sus propias experiencias. Y la mejor manera de hacer esta
reflexión es en un taller donde cada niño pueda plantear y compartir sus preguntas, sus puntos de vista. La gran ventaja de los talleres “literarios” es que permiten motivar una lectura crítica y reflexiva sobre valores, que resulta muy válida sobre temas que atañen directamente a los alumnos; además permiten profundizar sobre aspectos muy importantes en la madurez de los niños, aspectos como la comprensión lectora o como la expresión oral, a menudo infravalorados en el currículum escolar.

Sobre los promotores
La Fundación ‘Proyecto Joven’ es una entidad sin ánimo de lucro, que se dedica a los jóvenes socialmente perjudicados, con voluntad de cooperación internacional con otras ONGs del sector social y formativo. Los objetivos de esta entidad se concretan en la atención integral de personas con dependencias adictivas -con programas implantados en su Centro de Día que tratan sobre tabaquismo, prevención en adolescentes o atención a familias de usuarios entre otros-; y apuesta por la inserción sociolaboral para usuarios en riesgo de exclusión social. Nos dedicamos al estudio, prevención y erradicación de estas dependencias y problemáticas de carácter personal, familiar, sanitario y social.

En la creación de este libro se ha contado con la colaboración voluntaria de los siguientes autores: en los textos, Carmen Palomo; en el diseño del CD y de la obra, Marce Grandmontagne; en las ilustraciones, Juan Carlos Mestre, Raquel Ordoñez Lanza, Joanmiquel Bennasar, Miguel Ángel Pérez Arteaga y Blanca Rodríguez.

+info www.proyectojovenleon.org