Fue construido en honor del dios destructor Shiva entre los años 1025 y 1050 por la dinastía de los Chandelas y es motivo suficiente para desviarte de los circuitos turísticos habituales del norte de India, aunque luego tengas muy poco que hacer en aquel pueblo del norte de Madhya Pradesh

Madrid – 22 JUL 2016 – INT

Este lugar sagrado, que forma parte de un conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, está enclavado en el parque vallado del grupo occidental de los templos. Al contrario que sucede con otras enormes metrópolis hindúes, Khajuraho, tiene unas dimensiones tan pequeñas que puedes ir tranquilamente paseando a cualquier lado. Eso sí, por el camino se te acercarán niños, adolescentes y adultos a curiosear, invitarte a sus casas, pedirte que vayas a la tienda de su primo o pedirte una limosna. La insistencia es algo más light que en otras ciudades, pero mejor no bajar la guardia ante posibles timos.

Para acceder al templo tienes que pagar 250 rupias, más de 10 veces de lo que pagaría un hindú (20 rupias).  This is India! Conforme te vas acercando la figura del Kandariya Mahadev te impacta sobremanera. Su torre o sikhara de 31 metros de altura quizá tenga la culpa. Sobre ésta, se agolpan hasta 84 réplicas de menor tamaño, dando la impresión de ser una cordillera más que un templo. No olvidemos que es la morada de Shiva.

Pero el Kandariya Mahadev sorprende tanto por su espectacular tamaño, como por sus elaborados detalles. Un trabajo de artesanos sin parangón, único en el mundo. El templo está decorado con 872 estatuas de apsaras, escenas eróticas, dioses, bestias mitológicas y un montón de figuras talladas en piedra de una forma sublime e inesperada.

Aquí no hay lugar para la imaginación, las escenas sexuales son muy explícitas. Sexo puro para todos los gustos y colores casi 1.000 años antes de que se inventara el porno. Luego no te extrañes si en Khajuraho te ofrecen mil y una versiones del Kama sutra, los lugareños están bien orgullosos de sus templos eróticos y lo que exhiben sus figuras… y por supuesto tratan de hacer negocio con ello.

templo-Kandariya-Mahadev