La berrea del ciervo se está convirtiendo en los últimos años en un importante reclamo turístico del Pirineo de Lérida. Cada vez más, las entidades y las empresas incluyen en su catálogo este producto de ecoturismo

Madrid – 3 SEP 2015 – INT

Es una experiencia vivencial única y uno de los espectáculos más impresionantes de la naturaleza que se pueden observar desde mediados de septiembre hasta mediados de octubre en la Reserva Nacional de Caza de Boumort, situada en el nordeste de la comarca del Pallars Jussà; en el Parque Natural del Alt Pirineu; en el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, y en el Parque Natural del Cadí-Moixeró.

Coincidiendo con la época del apareamiento, los ciervos machos compiten con sus bramidos para conquistar a las hembras. Además, los grandes ungulados dominantes crean sus propios harenes, braman constantemente y marcan el territorio con secreciones y rascando los troncos de los árboles con la cornamenta.

Berrea del ciervo

Berrea del ciervo / Foto de wildwatchingspain.com

Los individuos dominantes desarrollan una intensa actividad para mantener unido el harén durante esta época de celo y no paran de perseguirse y luchar con el resto de machos competidores.  Es una época en la que es fácil observar ciervos por el bosque o, incluso, cruzando los caminos y las carreteras. El momento óptimo para oír berrear a los animales es a primeras horas del día (cuando despunta el sol) o al atardecer.

Para facilitar el acceso a este espectáculo único de la naturaleza, varias casas de turismo rural del Pallars Jussà, conjuntamente con una empresa de taxis 4×4, ofrecen paquetes turísticos que incluyen el alojamiento, el traslado a la Reserva de Boumort en 4×4 y un guía especialista que facilita el acceso a los lugares donde se puede oír la berrea en primera persona.

También las agencias receptivas Pirineu Emoció y Beni Tours ofrecen servicios en Boumort, o las empresas Rutas 4×4 Ignasi y Excursions Serra Boumort, entre otras. También la agencia Birding Lleida Expedicions incluye en su catálogo de salidas a los espacios naturales la berrea de los grandes ungulados salvajes.

La iniciativa ‘Ven al Pallars, Vive el Jussà’, fruto de la colaboración entre la Asociación de Casas de Turismo Rural y la Asociación APAT, también ofrece salidas guiadas a la berrea del ciervo.

En este sentido, para los sábados 26 de septiembre y 3 de octubre se ha programado la salida guiada ‘La berrea del ciervo’ y para los domingos 27 de septiembre y el 4 de octubre, la experiencia ‘La berrea del ciervo en 4×4’.

Para los visitantes que accedan a la reserva de Boumort por su cuenta, la Estación Biológica del Pallars Jussà ofrece el servicio de interpretación de la berrea del ciervo mediante un guía especialista que, situado en un punto estratégico, facilita a los visitantes las claves para disfrutar de la experiencia. Este servicio solo funciona los fines de semana, de mediados de septiembre a mediados de octubre.

En cuanto al Parque Natural del Alt Pirineu y el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, la empresa Obaga, que se dedica a actividades de interpretación y estudio del medio, organiza excursiones para disfrutar de la observación de los grandes ungulados salvajes con guías-interpretadores acreditados de ambos parques.

En lo que se refiere al Parque Natural del Alt Pirineu, con el nombre de ‘Te acompañamos a la berrea del ciervo’, la empresa propone todos los días desde mediados de septiembre hasta mediados de octubre en las Valls d’Àneu una actividad de escucha y observación de la berrea de los machos de ciervo en celo, ya sea al amanecer o al atardecer. En ambos casos, la actividad se reserva a los adultos y a los niños mayores de 6 años.

En lo que respecta al Parque Natural del Cadí-Moixeró, para el 26 de septiembre se ha programado una salida guiada para conocer y observar ciervos en la zona. La actividad guiada irá a cargo de miembros especializados en fauna del cuerpo de agentes rurales del Berguedà.

La Reserva Nacional de Caza de Boumort tiene una extensión de unas 15.000 ha y se encuentra situada entre los valles del Noguera Pallaresa y el Segre. El espacio incluye las sierras de Boumort, Carreu, Cuberes y Batsacans. En cuanto a la fauna, la especie característica es el ciervo ibérico, ya que existe una de las poblaciones más importantes y bien estructuradas de los Pirineos. Además, es el mejor espacio natural de Cataluña para observar buitres.

Actualmente la sierra de Boumort es el único lugar de Europa donde nidifican las cuatro especies de aves carroñeras del continente. También destaca la presencia del rebeco, el corzo, el jabalí, el urogallo, el pito negro, el mochuelo boreal, la becada, el quebrantahuesos (es la zona de Cataluña con mayor presencia de esta especie), el alimoche, el águila real, el halcón peregrino o el búho real. Entre los carnívoros destaca la presencia del zorro, el tejón y la garduña.