La compañía palentina Pez Luna Teatro, presenta en el Teatro Albéitar el sábado 11 de abril a las 21:00 horas el espectáculo ‘Una Flor en la Nevera, ritual de descongelación’

León – 9 ABR 2015 – Redacción

La temática en la que ahonda esta obra es la invasión del cuerpo en la infancia por parte de adultos, la obra nos muestra las consecuencias perennes que un ser humano sufre durante su vida a partir de padecer abusos sexuales en la infancia. La puesta en escena contemporánea y performativa nos presenta un espacio de invernadero en el que una mujer resiste el paso del tiempo y la lucha que lleva a cabo para poder salir a la luz, para poder destapar el secreto guardado durante gran parte de su vida.

La puesta en escena destaca con objetos cotidianos cargados de simbolismo, el personaje va pasando por ellos, iniciando el viaje con un viejo castillo de plástico como jaula de cristal donde ha vivido encerrada toda su vida para protegerse, hasta terminar enfrentándose al ejército de muñecas congeladas que sólo pueden descongelarse por medio del ritual de calor y grito que produce verbalizar su verdad descarnada.

'Una Flor en la Nevera, ritual de descongelación' de Pez Luna Teatro

‘Una Flor en la Nevera, ritual de descongelación’ de Pez Luna Teat

El texto urbano, poético y directo está escrito e interpretado por la actriz-dramaturga Mercedes Herrero Pérez, creadora nacida en el teatro físico y la narración oral. Sus trabajos desde la compañía Pez Luna Teatro, afincada en Palencia, tiene una clara línea de teatro documento creado a partir de entrevistas a personas anónimas. Sus trabajos hincan el diente en temáticas escondidas, secretos del ser humanos no nombrados por la sociedad. Sus creaciones son un espacio para dar voz.

La interpretación del personaje universal que representa esta mujer anónima, es intenso, visceral y directo. La comunicación con el público es el eje transversal de la obra, los ojos de los espectadores son el punto de partida de este ritual de ofrecimiento de la verdad sobre un hecho, un ofrecimiento para mostrar una verdad descarnada: la invasión de un ser humano hacia otro ser humano.

Al público se le presenta un hecho y se le lanza una pregunta, cómo nos posicionamos frente a estos seres que llegan, invaden y se van, estos seres que en muchas ocasiones forman parte de la sagrada institución familiar. No hay escapatoria, la pregunta es directa: ¿indulto o no indulto?