La cueva de Tito Bustillo ha iniciado un periodo de 172 días de apertura al público en una temporada que amplía el calendario (se prolongará hasta el 29 de octubre) y mantiene los cupos de visita, lo que supone una capacidad máxima de recepción de 25.800 personas. En 2016 se registraron 22.733 visitas

Ribadesella (Asturias) – 2 MAR 2017 – Redacción

En el marco de la recomendación de reducción de visitantes por pase, que ya se estaba cumpliendo, la cueva riosellana mantiene el tope en 15 visitantes, cuestión fundamental para una atención más personalizada, de mayor calidad y control, en beneficio de las condiciones de la caverna. El número de pases es de diez, lo que supone 150 visitantes al día (abre de miércoles a domingo).

Coincidiendo con la apertura de la cueva, que se prolongará durante 35 semanas, el Centro de Arte Rupestre de Tito Bustillo inauguró un taller instrumental, un nuevo espacio  que incorpora una selección de los materiales que permanecían en el aula didáctica de la prehistoria, en las antiguas instalaciones.

Cueva de Tito Bustillo en Ribadesella (Asturias)

Cueva de Tito Bustillo en Ribadesella (Asturias)

El montaje recupera los materiales que se habían quedado fuera de exposición con la apertura del nuevo centro. La reinstalación en el espacio actual se ha llevado a cabo con el apoyo técnico y la dirección de personal del Museo Arqueológico de Asturias.

La cueva de Tito Bustillo es uno de los conjuntos rupestres mundiales del arte paleolítico

El 7 de julio de 2008, el Comité Permanente de la UNESCO incluyó este yacimiento en su selecto listado de Patrimonio Mundial junto a otras cuatro cuevas asturianas (El Pindal, La Peña de Candamo, Llonín y la Covaciella) y a nueve más de Cantabria y País Vasco.

La necesidad de preservar y conservar el excepcional patrimonio de la Cueva y la dificultad de acceso a la mayoría de los conjuntos artísticos motivaron la creación del Centro de Arte Rupestre de Tito Bustillo.

Este Centro nace con el objetivo de convertirse en un gran equipamiento de difusión y estudio de la vida y producción artística de la cueva de Tito Bustillo, con referencia a otras cuevas de Asturias y a través de una exposición moderna y novedosa que permite un mejor conocimiento de las manifestaciones artísticas de nuestros antepasados.