El obispo Julián López anuncia para el próximo día 19 de mayo un concierto conmemorativo del 25 aniversario de la tercera edición de Las Edades, que acogió la Catedral con el título “La música en Iglesia de Catilla y León”

León – 6 ABR 2017 – Redacción

La Diócesis de León aporta una pieza a la exposición ”Reconciliare” que organiza la Fundación de Las Edades del Hombre y que se inaugurará el próximo día 24 de abril en la villa segoviana de Cuéllar. Será la XXII muestra del proyecto cultural de Las Edades del Hombre, que echaba a andar en el año 1988 en Valladolid y que en su III edición, entre el 30 de octubre de 1991 y el 5 de junio de 1992, tuvo como sede la Catedral de León con una exposición que llevó por título “La música en la Iglesia de Castilla y León” y que reunió a más de 980.000 visitantes.

Y precisamente para conmemorar aquel hito cultural el obispo de León, Julián López, anunció esta mañana, aprovechando el acto de presentación de la muestra “Reconciliare”, la celebración de un concierto de órgano el próximo día 19 de mayo a las 20,30 horas en la Pulchra a cargo del reconocido músico e intérprete de órgano Juan de la Rubia.

El obispo de León recordó el “gran éxito de aquella gran exposición en la Pulchra, que todos recordamos con orgullo y con buen sabor de boca en esta Catedral de León, la catedral más espiritual y más luminosa y para la que nuestros predecesores en el Patronato de la Fundación de Las Edades del Hombre tuvieron el enorme interés y la estupenda idea de dedicar aquella muestra al arte más espiritual de todos, que es la música”.

Representación plástica del Perdón

Y tras el anuncio de este concierto conmemorativo que acogerá la Catedral, prosiguió en el Salón del Trono del Palacio Episcopal este acto de presentación de la nueva muestra de Las Edades del Hombre que presidió el obispo de León, con la intervención del responsable de Departamento de Arte de la Fundación Las Edades del Hombre, José Mª Vicente, quien agradeció la aportación que han hecho todas las diócesis de Castilla y León a este nuevo ciclo expositivo que se inicia en Cuéllar y continuará en 2018 en la villa palentina de Aguilar de Campóo y culminará en 2019 en la localidad burgalesa de Lerma.

Vicente hizo hincapié en que la exposición “Reconciliare” que se inaugurará el próximo día 24 de abril en tres iglesias emblemáticas de Cuéllar como las de San Andrés, San MartínSan Esteban pretende ser “una continuación del Año Jubilar de la Misericordia impulsado por el Papa Francisco y por ello se centra en la reconciliación y el simbolismo del perdón, a partir del trasfondo histórico que supuso el hallazgo de las bulas de indulgencia que tuvo lugar en la iglesia de San Esteban cuando se estaba realizando la restauración de todo este conjunto monumental, y en esa línea la exposición quiere representar plásticamente la necesidad que el mundo actual tiene de reconciliación”.

Una pieza notable

El delegado diocesano de patrimonio, Máximo Gómez Rascón, realizó una detallada explicación de las única pieza que la Diócesis de León aporta a esta nueva edición, la vigésimo segunda, que se prolongará desde este mes de abril hasta noviembre y que estarán presente en el discurso expositivo que se organiza a partir del título genérico “AQVA” con cien obras que estarán distribuidas por tres iglesias de Cuéllar y que estará articuladas en las siguientes secciones: Preámbulo: In principio-Para empezar. Desde el comienzo, nuestro mundo dividido en pedazos clama por la reconciliación; Capítulo I: ‘Heri-Antaño’. Un Dios reconciliador de los humanos en los tiempos primordiales; Capítulo II: ‘In figura-Por ejemplo’. La historia sagrada de Israel y nuestra historia profana; Capítulo III: ‘Hodie-Hoy’. La reconciliación conseguida por Cristo entre Dios y los hombres sigue vigente hoy; Capítulo IV: ‘Semper-Siempre’. El ministerio de la reconciliación. Dios invita a la reconciliación en la Iglesia.

Y en ese discurso expositivo quedará enmarcada la única pieza que aporta la Diócesis de León, una escultura del Rey David de autor desconocido procedente del retablo de la iglesia parroquia de Santa María del Azogue de la localidad de Valderas, que según explicó el delegado diocesano de patrimonio, Máximo Gómez Rascón, “forma parte de un retablo monumental, recientemente restaurado con apoyo de la Fundación del Patrimonio de Castilla y León, y que tendrá una presencia importante dentro de la exposición, no tanto por su carácter monumental sobresaliente como por encaje dentro del espíritu de la exposición al representar al hombre querido por Dios y amado por Dios que cometió dos pecados que le llevaron al arrepentimiento y le convirtieron en uno de los personajes que mejor ha reflejado lo que es la misericordia divina y lo que es el corazón humano cuando se arrepiente, que también nos ha dejado una de las oraciones más bellas como es el misesere, y por todo ello yo creo que esta figura del Rey David va a ser muy importante dentro del argumento expositivo de esta muestra”.