La exposición recopila las obras de 26 artistas nacionales e internacionales con discapacidad y otros que encuentran en ésta su fuente de inspiración

León – 22 ENE 2015 – Redacción

Más de una treintena de obras fotográficas, pictóricas y escultóricas creadas por artistas con discapacidad sensorial, como la sordera o la ceguera, personas con discapacidad física, intelectual o enfermedad mental y que intentan transmitir a la sociedad que el arte no tiene barreras. “Pretendemos transmitir la profesionalidad de las personas con discapacidad, porque todos somos capaces de hacer y todos tenemos también nuestras limitaciones tengas o no tengas discapacidad. Si eres bueno en el mundo del arte por qué no apoyar a las personas con discapacidad que lo tienen más difícil”, asegura la comisaria de la exposición y responsable de Cultura de la Fundación Once, Mercè Luz.

Junto con la inserción laboral el otro gran objetivo de la Fundación Once es la accesibilidad universal para todo tipo de personas, por ello además de ubicarse en un entorno totalmente accesible como es el auditorio de León, la exposición incluye carteles con macrocaracteres para las personas que tienen problemas visuales, braille para las personas ciegas e incluso un servicio de audiguias y signoguías.

La comisaria de la muestra Mercè Luz, junto a una de las obras

La comisaria de la muestra Mercè Luz, junto a una de las obras

Accesibilidad e información universal

El arte es así para la Once un medio de integración para todas las personas con alguna discapacidad y un medio para solventar todo tipo de inconvenientes. “El arte es la capacidad de solventar problemas, nunca mejor dicho, el arte siempre es la vanguardia, siempre va por delante y siempre va poniendo soluciones. Por eso siempre es una gran solución y un medio para que personas que no se puedan comunicar de otra manera lo hagan a través del arte”, detalla Mercè Luz.

La muestra pretende además reivindicar la importancia de una información cultural accesible para todos y que necesitaría de la implicación de los medios de difusión y de los propios creadores para que esta información se adapte en tiempo real y facilitar así la labor de la Once, incapaz de acceder a la totalidad del flujo informativo de nuestros días.

“La información tiene que ser adaptada para todas las personas, visualmente, auditivamente, y si la información se realiza desde un principio de una forma bien hecha, cuesta exactamente lo mismo hacerla bien que mal, es accesible para todo tipo de personas”, asegura el director de Once en León, Óscar Pérez.

La exposición estará abierta al público hasta el próximo 7 de marzo en el Auditorio Ciudad de León.