La World Monuments Fund asegura que el presupuesto para evitar nuevos desprendimientos, tras el caso de la catedral, será muy superior a lo previsto

León – 23 ENE 2015 – Redacción

Además de la catedral de León, que ha vuelto a dar señales del deterioro de su piedra después de que se desprendiera una parte de la torre sur, el edificio de San Marcos también se encuentra en proceso de análisis para la restauración de su fachada, donde hace meses también se registró el desprendimiento de parte de sus elementos pétreos.

La World Monuments Fund, que ha realizado ya un análisis químico de la fachada, con financiación aportada por American Express, dará dentro de un mes un nuevo paso antes de comenzar los trabajos de consolidación del edificio, que cuenta también con piedra de Boñar como base, y que está afectada como la catedral por un importante deterioro.

San Marcos, joya del plateresco

San Marcos, joya del plateresco

El responsable del estudio, Pablo Longoria, ha explicado que próximamente se realizará un levantamiento fotogramétrico mediante la técnica del láser. Se trata de lograr un plano detalle de la fachada, con el objetivo de obtener un preciso escaneado de la fachada. Una técnica para determinar las propiedades geométricas de los objetos y las situaciones espaciales a partir de imágenes fotográficas.

De esta forma, se pretende atacar las patologías de la piedra, que es una labor delicada por su poca consistencia, aunque permite facilidades para su moldeado. En la última restauración de la fachada, según Longoria, se aplicaron productos que era común utilizar en aquella época, pero que con el paso del tiempo “no han dado buenos resultados”.

El responsable de la World Monuments Fund ha asegurado que el riesgo de nuevos desprendimientos sigue existiendo, a pesar de que ya se ha inspeccionado la fachada y se han retirado las piezas sueltas. Pero ante cualquier inclemencia del tiempo se podría agravar la situación de un edificio que cuenta con un riesgo “exponencial” de deterioro. “Cada año que pasa, el daño es mayor”.

Por eso, considera que es “de urgencia” actuar en la fachada, que es una “pieza clave” del estilo plateresco español. El primer proyecto ya se ha presentado al Ministerio de Cultura, a quien se le ha solicitado financiación, aunque la World Monuments Fund no ha precisado qué cantidad de dinero será necesaria para la restauración. Eso sí, será una cantidad muy superior a la prevista inicialmente.