A lo largo del presente año, 11 han sido los lazos ilegales detectados

León – 31 DIC 2014 – Redacción

La Fundación Oso Pardo (FOP) ha constatado este año una notable reducción de la presencia de lazos ilegales en los montes para apresar jabalíes, corzos o ciervos, lo que supone una “buena noticia” para la fauna en general, y en particular para estos plantígrados protegidos.

A lo largo del presente año, 11 han sido los lazos ilegales detectados, todos ellos en el occidente asturiano y varios en el marco de operativos conjuntos coordinados por el Principado de Asturias, sin que se haya registrado ninguno en la provincia de León, ha informado hoy la FOP en su boletín.

Esta cifra contrasta con los 146 retirados en el año 2001, o los 225 de 2004, mientras que desde el año 1993, la Fundación Oso Pardo ha retirado de las zonas oseras 1.531 lazos ilegales.

Su colocación es un delito que puede ser castigado con penas de cárcel de 14 a 24 meses o su conmutación por multa económica en caso de ausencia de antecedentes, además de la inhabilitación para cazar durante un periodo entre dos y cuatro años.

Sin embargo, la disminución de lazos en el monte “no significa que hayan desaparecido el problema”, ya que cualquiera de los que todavía se encuentran en el monte puede convertirse en una trampa que genera graves heridas o incluso la muerte.

Ese fue el caso, en agosto de 2012, del oso muerto en un lazo en el Parque Natural de Fuentes del Narcea.

Un agente del Seprona de Cangas y un miembro de la FOP, con uno de los lazos retirados

Un agente del Seprona de Cangas y un miembro de la FOP, con uno de los lazos retirados