La exposición podrá visitarse hasta fines de marzo de 2015 en La Casona

León – 3 FEB 2015 – Redacción

Al descender la escalera de la sala de exposiciones de La Casona la obra de Vicente Soto golpea de apabullante carnalidad, y emulando montajes históricos, tapiza cada resquicio de la sala. La piel y el tiempo, la tensión y el placer escuecen en la visión de unos torsos impersonales cuando el artista busca la figuración del paso del tiempo en la representación de lo masculino -en una evocación del Torso del Belvedere, de la caducidad de los bodegones barrocos, del paraíso idealizado al sur- donde perviven ecos del academicismo del estudio, erosión que en lo femenino asocia con la sexualidad explícita, ahondando en la expresión del placer a través de posturas y rasgos faciales.

Y en el centro, el poder político reconocible, enorme y magnificado en una representación parcial, con rasgos concretos. Un autorretrato del artista gira en torno al retrato del dictador, del rey, del presidente del gobierno, sobre un gran pedazo de carne… Vanitas vanitatum omnia vanitas, (Vanidad de vanidades, todo es vanidad)

Vicente Soto durante la inauguración de la exposición / Foto de Fundación Carriegos

Vicente Soto durante la inauguración de la exposición / Foto de Fundación Carriegos

Sur, mapas de piel y carne

Vicente Soto continúa la herencia expresionista de Egon Schiele y la carnalidad descarnada de Lucian Freud utilizando como recurso tonalidades vigorosas nerviosas y rápidas, la línea y el dibujo, que deslocalizan la figura y remiten a lo inacabado, al proceso del tiempo en curso, imparable, reforzado con fondos de color plano, y abstracto, que ahuyentan cualquier posibilidad de orientación y emplazamiento.

Durante la inauguración de la muestra el vicepresidente de la Fundación Carriegos, Pablo Álvarez Cortiñas, agradeció al artista que eligiera La Casona de la Fundación Carriegos como sala donde mostrar esta nueva faceta tan interesante y fecunda de su producción artística.

La exposición de Vicente Soto podrá visitarse hasta fines de marzo de 2015 en La Casona.