Los ministros de Pesca de la Unión Europea (UE) se han reunido en Bruselas para acordar las cuotas de pesca de 2014 para los caladeros del mar del Norte, el Atlántico Nororiental y el mar Negro

Madrid – Redacción – 20 DIC 2013

En esta línea, la organización ecologista recuerda que es necesario que se establezcan cuotas que limiten las capturas a niveles sostenibles y que garanticen la recuperación de las poblaciones ya agotadas, tal y como recomienda los científicos, que por ejemplo, ya han observado cómo una serie de poblaciones de peces muestran los primeros signos de recuperación después de la reducción de la presión pesquera y la introducción de planes de gestión a largo plazo. La eficacia de estos planes radica en que la pesquería se gestiona durante varios años, lo que minimiza la influencia y acción de los grupos de interés en la negociación de las cuotas.

Pesca industrial

Pesca industrial

“Los Gobiernos de la UE han renovado su compromiso de acabar con la sobrepesca en 2015 como parte de los acuerdos firmados en la reciente reforma de la Política Pesquera Común. Los resultados de aplicar cuotas más restrictivas han funcionado a la hora de recuperar stocks pesqueros. Estas medidas junto un cambio de modelo pesquero hacia la pesca sostenible y la eliminación de la flota más destructiva ayudan a recuperar las poblaciones pesqueras y las familias que dependen de ellas”, ha declarado Celia Ojeda, responsable de océanos de Greenpeace. “Es el momento de limitar la pesca a los niveles sostenibles y eliminar los prejuicios en el establecimiento de cuotas. Hay que apoyar la pesca sostenible”.
Las poblaciones de especies como la merluza y la platija del mar del Norte están mostrando signos de recuperación sin embargo, los científicos han advertido que la sobrepesca está pone en peligro una serie de poblaciones en el mar de Irlanda, en aguas del oeste y el noroeste de Escocia, oeste y sur de Irlanda y partes de la golfo de Vizcaya. Estas zonas son frecuentadas por las flotas españolas. Por otra parte, han recomendado detener toda la pesca del bacalao y el lenguado del Mar de Irlanda y del bacalao en aguas del oeste de Escocia. Los datos científicos también  muestran como la población de bacalao en el Mar del Norte, está mostrando signos de recuperación, pero la presión pesquera sigue siendo más alta que lo que se considera sostenible.