Cada dos días hay un caso de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada por barcos chinos en los mares africanos

Madrid – 27 ENE 2016 – Greenpeace

Greenpeace ha documentado cómo flota pesquera china está sobreexplotando los mares africanos. La organización ha denunciado que 74 pesqueros operados y propiedad de cuatro compañías chinas están pescando ilegalmente en caladeros prohibidos de África occidental y falsificando su tonelaje bruto, es decir su capacidad pesquera. Además, la mayoría de estos buques son arrastreros de fondo, uno de los artes pesqueros más destructivos y que más descartes genera.

Durante su investigación de cuatro años, entre 2000 y 2014, Greenpeace ha registrado 82 actividades de pesca ilegal no declarada y no reglamentada (INDNR) que implican a los 74 barcos denunciados. Estas embarcaciones han sido avistadas en Senegal, Guina, Guinea-Bisáu y Ghana y pertenecen a la mayor compañía de aguas distantes china, China National Fisheries Corporation (CNFC). Como resultado de la disminución de las poblaciones de peces en la zona, las empresas chinas han expandido sus operaciones, pasando de 13 buques en 1985 a 462 buques en 2013.

Pesca ilegal

Acción de Greenpeace contra la pesca ilegal

 

China está explotando ilegalmente los caladeros de África occidental. Sus barcos y sus compañías pesqueras están aprovechándose de la débil gestión y vigilancia de las autoridades africanas, en detrimento de los pescadores artesanales de esta zona y de las comunidades locales. Estas prácticas causan un enorme daño social, provocan la sobreexplotación las pesquerías y dañan el medio marino de la zona”, ha declarado Celia Ojeda, responsable de océanos de Greenpeace.

Los casos más recientes de los que Greenpeace fue testigo fueron en las aguas de las Zonas Económicas Exclusivas (ZEE) de Senegal, Guinea-Bisáu y Guinea, entre el 26 de octubre y 21 de noviembre de 2014 a bordo de su buque Esperanza. Tan solo en aguas de Guinea, se documentaron 16 actividades de pesca ilegal por 12 barcos de bandera y empresa china. Greenpeace denuncia que cada dos días hay un caso de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada por barcos chinos en los caladeros africanos.

Greenpeace ha denunciado durante los últimos 15 años, las prácticas de pesca ilegal y destructivas de las flotas europeas, coreanas y rusas en los caladeros africanos. Muchas de las empresas que operan en la región tienen un historial de actividades pesqueras ilegales. Este es el caso del buque de bandera rusa Oleg Naydenov hundido hace más de un mes en Las Palmas, que fue denunciado por Greenpeace por pesca ilegal en aguas africanas.

Entre 2000-2006 y 2011-2013 se documentaron 183 casos de pesca ilegal en solo seis países de África occidental (Gambia, Guinea, Guinea-Bisáu, Mauritania, Senegal y Sierra Leona) en todos ellos participaban buques con pabellón chino con un 31% de posibilidades de haber realizado pesca ilegal más de una vez.

“La ausencia de una gestión pesquera eficiente en algunos estados de África occidental permite a las empresas pesqueras de gran altura saquear los recursos marinos con relativa impunidad“, ha añadido Ojeda. ”Esta gestión debería importar a gobiernos como el español, ya que se podría estar descargando este pescado ilegal, en puertos como Las Palmas, como ya denunció Environmental Justice Foundation en 2007″ (1), concluyó.