La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León ejercerá un “control” sobre la población del lobo, también al sur del Duero, y suscribirá un seguro de responsabilidad para reparar los daños que este animal pueda producir en la cabaña ganadera

Valladolid – 16 DIC 2015 – Redacción

Estas son algunas de las medidas anunciadas por el consejero de Fomento y Medio Ambiente en el Consejo Regional Agrario, en el que ha participado por primera vez, junto a la consejera de Agricultura y Ganadería.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha recordado en declaraciones a los periodistas que el lobo es especie cinegética y, por tanto, se puede cazar al norte de Duero, mientras que en el sur está protegida, aunque ha advertido de que es posible arbitrar medidas de control que podrían llegar hasta la eliminación de algunos ejemplares cuando lo requieran los daños por ataques en la ganadería.

caceria lobos

También ha anunciado la intención de suscribir un seguro de responsabilidad para avanzar en el pago de las indemnizaciones a los ganaderos cuyas explotaciones sufran daños por el ataque de los lobos.

El presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo, después de denunciar los “graves daños” que los ataques de los cánidos causan a la ganadería, especialmente a la de extensivo, ha señalado que “nadie habla de la exterminación del lobo” y ha asegurado que los cupos admitidos en la caza del lobo al norte al norte del Duero “no se cumplen”.

De esta manera, ha apuntado que de los 140 ejemplares que estaba permitido abatir al norte del Duero solamente se han cazado unos cuarenta.

El portavoz de UPA-COAG, Aurelio González, ha pedido que se recompensen los daños tanto al sur como al norte del Duero y ha puesto de manifiesto que existen otras especies, además del lobo, que están causando años en la agricultura y en la ganadería por un exceso de población, algo que en lo que ha coincidido el coordinador de la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), Jesús Manuel González Palacín, quien ha apuntado que en la comunidad hay unas 200 manadas de lobos.

El Consejo Regional Agrario también ha acordado crear un grupo de trabajo para avanzar en una nueva normativa que aglutine la regulación del uso de los productos fitosanitarios, la quema de rastrojo y la rotación en los cultivos.

La consejera de Agricultura y Ganadería ha recordado que la utilización prolongada de algunos productos sanitarios, especialmente herbicidas y fungicidas, puede resultar perjudicial en la práctica agraria.

Ante ello, el presidente regional de Asaja ha apuntado “factores positivos” en la quema controlada de rastrojos, a partir del mes de octubre, así como de cunetas y arroyos, que repercute beneficiosamente en el control de las plagas y evita la utilización de productos fitosanitarios.