El Gobierno está estudiando la posibilidad de convertir la línea ferroviaria Palazuelo-Astorga, la clásica Ruta de la Plata, en vía verde, una iniciativa que transforma las infraestructuras históricas ferroviarias en senderos turísticos para caminantes y ciclistas

León – 12 ENE 2015 – Redacción

El trazado ferroviario objeto de esta desafectación de uso ferroviario se iniciaría en la localidad cacereña de Plasencia concluyendo en la leonesa de Astorga, un tramo que carece de tráfico de pasajeros desde el año 1985 y de mercancías desde 1996, después de que el gobierno socialista de Felipe González optara por su clausura, a pesar de una fuerte respuesta por parte de vecinos y asociaciones de la zona.

Después de décadas de abandono, incluso saltándose compromisos electrorales en las dos formaciones políticas que se han ido alternando en el gobierno de España, PSOE y PP, la mayor parte de su infraestructura se encuentra bastante deteriorada.

Línea férrea Ruta de la Plata a su paso por la provincia de Zamora

Línea férrea Ruta de la Plata a su paso por la provincia de Zamora

La respuesta de Extremadura

Alcaldes del norte de Extremadura han rechazado el desmantelamiento de la Ruta de la Plata y de las tareas que se afrontarán, tales como el levantamiento de la superestructura ferroviaria, como carriles, traviesas y balasto.

La iniciativa de desmantelar el trazado y emplear la plataforma ferroviaria para habilitar una vía verde ha sido planteada por Adif en 2013, cuando los ayuntamientos extremeños incluidos en ese trazado, es decir: Plasencia, Villar de Plasencia, Casas del Monte, Aldeanueva del Camino, Hervás y Baños de Montemayor, todos la rechazaron.

El asunto se puso sobre la mesa en una reunión celebrada a finales de abril del año pasado La postura de los alcaldes que rechazan la propuesta de Adif se basa en que el levantamiento de la infraestructura ferroviaria supone, en la práctica, una clara renuncia a que los trenes regresen a ese trazado.

Para el Gobierno de España, en el hipotético caso de que en algún momento llegara a plantearse la reapertura de la línea de Palazuelo-Astorga, la infraestructura actual no serviría y habría que construir una nueva, que probablemente discurriría en buena parte de su trazado, paralela a la autovía A-66 (sic).

Las tareas de desmontaje de la infraestructura ferroviaria se iniciaron meses atrás en Carbajosa de la Sagrada, Salamanca, iniciándose estas tareas también en la provincia de Zamora, entre Barcial del Barco y Maire de Castroponce.

Los trabajos siguen hasta La Bañeza, León, y entre Cubo del Vino y Zamora

341 kilómetros separan Palazuelo de Astorga. Y el administrador ferroviario de infraestructuras, Adif, pretende llevar adelante tareas licitación para que empresas del sector privado lleven adelante el achatarramiento de las infraestructuras, siempre destacando que esto significaría que el espacio público podría revertir en una vía verde, como solaz para ciclistas y peatones, quimérica tarea que en una situación económica como la actual tiene escasos visos de llevarse a cabo.