La localidad zamorana de Villalcampo brinda a los zamoranos la posibilidad de disfrutar de un paseo a lomo de sus asnos por los parajes del municipio, enclavado en el Parque Natural de Los Arribes del Duero

Zamora – 22 ABR 2015  – Silvia García (noticiascastillayleon.com)

‘Un paseo entre viñas y asnos’ es el título de esta singular experiencia que se celebrará el próximo sábado, día 25 de abril, a las 11.00 horas, organizado por el Ayuntamiento de Villalcampo, la Asociación Aszal y la Fundación Caja Rural.

Con esta iniciativa se pretende dar a conocer el aspecto genuino de la raza asnal zamorano-leonesa, que solo en la localidad de Villalcampo, con apenas 350 habitantes, cuenta con entre 80 y 90 ejemplares.

Asno zamorano leonés

Ejemplar de asno zamorano-leonés

Quienes acudan a este lúdico paseo en asno, apto para los más pequeños, podrán disfrutar también de una demostración de arado tradicional. Precisamente, el asno ha sido herramienta fundamental para el trabajo en las vides en los terrenos escarpados de Los Arribes del Duero, donde no es posible introducir maquinarias agrícola, y aún lo sigue siendo, lo que garantiza la pervivencia de la raza para arar las viñas y trabajar las huertas, “aunque parezca un anacronismo”, ha subrayado satisfecho el alcalde de Villalcampo, José Calvo Alonso.

El 2014 ha sido un buen año en la cría de la raza zamorano-leonesa, con 150 nacimientos, gracias a la inercia de años pasados, si bien se augura que en los próximos años decrecerá el número de nuevos ejemplares. “Tenemos sementales con variedad suficiente para que no haya consanguinidad, y hembras jóvenes”, ha señalado el secretario de Aszal, Jesús de Gabriel Pérez, quien no obstante ha dibujado un futuro preocupante para la pervivencia de estos ejemplares, debido al difícil momento económico, que complica la venta de asnos. “Los ganaderos -unos 450 en la provincia-, por edad o por desánimos, lo van dejando”, señalan desde Aszal, colectivo que está impulsando la búsqueda de nuevas actividades rentables que hagan sostenible el futuro de la raza, tales como los nuevos usos que se están experimentando en el cuidado del ganado frente a los ataques de lobos, o también el aprovechamiento de la leche con usos cosméticos.

Sea como fuere, la raza asnal zamorano-leonesa es una seña de identidad de esta provincia, y ofrece este fin de semana una oportunidad única para conocer sus peculiares características y la enternecedora estampa de estos animales cuya imagen ha dado la vuelta al mundo en numerosas ocasiones.