La Junta de Castilla y León ha intervenido de emergencia para evitar la ruina de la iglesia de Santa María, tras el informe del Ayuntamiento de Mayorga que constata el deterioro considerable de la estructura del templo, con colapsos de la cubierta, la existencia de grietas y abombamientos del ábside

Mayorga de Campos (Valladolid) – 6 FEB 2017 – Redacción

Las obras, con un presupuesto de 464.000 euros y financiadas a medias entre la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Mayorga de Campos, finalizaron el pasado mes de diciembre y han consistido en eliminar los cuerpos añadidos, como los anejos a la torres, el atrio y el ábside, además de intervenir en la cubierta, reconstruyendo su estructura de sustentación con criterios similares de diseño a los existentes en la cabecera de la nave principal y laterales. Además, se ha instalado una sobrecubierta nueva sobre la antigua a base de pares y tirantes anclados sobre soportes de hormigón y madera, cubierta con una lámina impermeabilizante. La intervención incluía además los cerramientos y la mejora de la cimentación en determinadas zonas, así como el refuerzo de la fábrica de ladrillo.

La rehabilitación de esta iglesia se enmarca dentro de la protección y conservación integral del patrimonio histórico de interés arquitectónico que desarrolla la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

Iglesia de Santa María, en Mayorga de Campos (Valladolid)

Iglesia de Santa María, en Mayorga de Campos (Valladolid) / Ayto de Mayorga de Campos

Un edificio de estilo mudéjar del siglo XV

La iglesia de Santa María, edificio de estilo mudéjar del siglo XV, está construida en ladrillo y mampostería, con tres naves separadas por pilares de ladrillo que soportan arcos apuntados y se accede al ábside semicircular a través de un arco triunfal de medio punto. Especial interés presentan la decoración de su capilla funeraria y la torre, formada por cinco cuerpos escalonados, cuyo inferior está compuesto de mampostería y ladrillo aplantillado el resto y su exterior aparece cubierto de piezas cerámicas de varios colores, formando dibujos geométricos.

El templo, ubicado en la localidad vallisoletana de Mayorga de Campos, ha tenido distintos usos a lo largo de su historia, siendo su último uso el de discoteca. Tras la donación del propietario, actualmente el titular es el Ayuntamiento, quien tiene previsto su uso futuro como museo, para lo que será necesario realizar una segunda actuación en la torre y en el interior de la iglesia.