Según The Guardian, en los últimos cinco años esta industria ha vivido toda una revolución sustentable

Madrid – 15 MAY 2015 – Corinna Acosta (expoknews.com)

En 2009, la Asociación Escocesa de Whisky puso en marcha una estrategia ambiental con el objetivo de eficientar su consumo de agua y reducir el desperdicio de sus envases, así como utilizar un 20% de energía procedente de fuentes renovables para el 2020 y 80% en 2050. Hasta el momento del surgimiento de este compromiso, el uso de energía proveniente de combustibles no fósiles en la industria era de 3% y para el 2012 ya se había incrementado hasta alcanzar un 16%, por lo que parece posible que la meta planteada se alcance antes de lo previsto. Para la empresa Mackmyra Swedish Whisky especialmente este parece ser no sólo un objetivo sino un elemento fundamental de su razón de ser: constituir la destilería más ecológica del mundo creando un wisky de calidad internacional y un sabor excepcional usando un proceso de producción más sustentable.

En asociación con Schneider Electric, Mackmyra Swedish Whisky incorporó diseños de vanguardia y construyó una instalación de seis pisos, escalable y eficiente en el uso de la energía que no sólo utiliza la gravedad para el descenso de la malta, el agua y la levadura en forma eficiente, automatiza los procesos y consume menos energía, sino también optimiza el control y el monitoreo del uso de energía durante todas las fases del proceso de producción.

Destilería Roseisle en Speyside

Destilería Roseisle en Speyside

Por su parte Diageo, empresa responsable de marcas como Johnnie Walker, Buchanan´s, Old Parr y J&B alrededor del mundo, ha implementado su propio compromiso con la sustentabilidad y lo ha integrado toso en su destilería Roseisle en Speyside, Escocia; combinando siglos de conocimiento y técnica con un increíble diseño y tecnología verde. Una inversión total de 40 millones de libras materializó esta planta en 2010 reafirmando el objetivo de la compañía de reducir su huella de carbono y su impacto ambiental.

Esta destilería se construyó utilizando una combinación de tradición y sustentabilidad, los subproductos obtenidos durante su proceso son reciclados dentro de la misma planta en una instalación de bioenergía que ayuda a su vez a alimentar la instalación y reducir las potenciales emisiones de CO2 casi 13 toneladas, lo que equivale a unos 10,000 automóviles.

“La destilería Roseisle es una gran fuente de orgullo para todos en Diageo. Reúne toda la habilidad y el conocimiento que hemos desarrollado durante siglos en la destilación de whisky y se combina con el diseño de más alta calidad posible, para crear una asombrosa nueva destilería”, apuntó el director ejecutivo de Diageo, Paul Walsh en entrevista con Club del Wisky.

De acuerdo con información del portal, la Roseisle fue diseñada para aprovechar las mejores prácticas de otras 27 destilerías de malta de la compañía a fin de mejorar su eficiencia. Hoy cuenta con múltiples reconocimientos en sustentabilidad y DIAGEO ha consolidado fuertemente su compromiso social y ambiental.