Un monte que condiciona el clima de esta tierra. Dos productos por excelencia: el vino y el aceite. Tres culturas: árabe, cristiana y judía. Cuatro uvas: cabernet, merlot, syrah y por supuesto, garnacha. Cinco sentidos, tus cinco sentidos para descubrir la Ruta de la Garnacha.

El Imperio de la Garnacha tiene casi 8 siglos de edad

Los viñedos más antiguos de la D.O. datan de 1145 y de las 5.000 hectáreas de garnacha, más de 2.000 tienen edades comprendidas entre 30 y 50 años. Sus producciones son bajas, pero inmensamente apreciadas enológicamente  por la complejidad estructural y aromática que proporcionan a los vinos.

En la zona baja, encontramos garnachas en vaso y en espaldera. Sus vinos son cálidos, potentes y muy aromáticos. La zona media se caracteriza por tener la mayor concentración y densidad de viñedos. Son los suelos de las terrazas del río Huecha, con vinos muy complejos, intensos,estructurados y carnosos. La zona alta de la D.O. corresponde a las estribaciones del Moncayo, con vinos finos, sutiles y elegantes.

La Ruta de la Garnacha, una Tierra de Leyendas

La Ruta de la Garnacha la componen alrededor de 40 establecimientos adheridos y 18 entidades asociadas. Cuenta con bodegas, restaurantes, bares de vinos, casas de turismo rural, hoteles, museos, centros de interpretación y tiendas especializadas o singulares como alimentación, artesanía, eventos, etc. A estos recursos se unen los propios del territorio, una amplia oferta cultural que se une a las múltiples posibilidades que la naturaleza te brinda.

Ésta es una tierra de leyendas donde escritores, poetas y músicos han dado lo mejor de sí para dotar a esta ruta de
una personalidad única.

Racimo de uva Garnacha de la DO Campo de Borja

Racimo de uva Garnacha de la DO Campo de Borja

Tradición y vino

La Ruta de la Garnacha sabe a tradición y a vino, a tempranillo, cabernet, merlot, syrah y por supuesto, a garnacha. Con ella se elaboran caldos afrutados, equilibrados y que acompañan perfectamente al ternasco, a pimientosespárragos de las riberas del Canal de Lodosa, a un asado de cabrito moncaíno, a un plato de migas con chorizo y uvas, al pan recién horneado rociado con aceite de empeltre y arbequina o untado con caviar de oliva de la sierra del Moncayo o al queso de oveja de Bureta o con miel de Fuendejalón.

Los Dances o “paloteaos”, importantes manifestaciones festivas

Los dances o paloteaos son una muestra de folclore con gran arraigo en la comarca. Manifestaciones festivas tradicionales que aglutinan música, baile y teatro. También puedes disfrutar de otras tradiciones, como el pesado de los niños en Albeta, las subidas del Mayo y las romerías, muy presentes en casi todos los municipios, etc. La Semana Santa es otro de los momentos esperados, destacando especialmente la de Borja, considerada Fiesta de Interés Turístico Regional.

Cómo llegar

La Ruta de la Garnacha, a los pies del Moncayo, desde el Valle del Huecha hasta el Ebro. La Ruta de la Garnacha se extiende por la zona vitivinícola de la D.O. Campo de Borja, a los pies del Moncayo, descendiendo por el valle del Huecha hasta el Ebro.

Al noroeste de la provincia de Zaragoza, a 60 km de la capital, se accede a ella por la N-122 que une ésta con Soria o por la AP-68, de Zaragoza a Navarra, País Vasco y La Rioja.

Los trenes de alta velocidad que llegan a Zaragoza o el aeropuerto de la capital aragonesa colocan a la Ruta de la Garnacha cerca de cualquier punto del país.