Entre el 17 y el 19 de enero, la localidad de Forcall en la comarca de Els Ports celebra la Santantonada, la fiesta medieval del fuego. Unos festejos ancestrales que se debaten entre santos y demonios, tradición y diversión, deseos y esperanzas…

Valencia – Redacción – 16 ENE 2014

La Santantonada es la fiesta del fuego por excelencia en Forcall en la comarca deEls Ports y se celebra cuando el frío deja helados los campos y la oscuridad se apodera de la tierra. Es la fiesta medieval del fuego purificador y en ella participan además de Sant Antoni y Sant Pau, otros personajes como el despullat y lasbotargues (demonios), cremallers (encargados de encender la hoguera) y filoseta(una de las tentaciones a Sant Antoni).

A primeras horas de la mañana del día de la festividad del santo, el 17 de enero, ladespertà anuncia que empieza la Santantonada. A partir de ese momento los actos se suceden: se planta el maio o columna vertebral de la barraca, se clavan elcostelles (costillas), se reviste de ramaje y se coloca la capolleta (la parte superior) cubierta de tracas. Finalmente, la barraca está terminada.

Santantonada de Forcall - Foto de comunitatvalenciana.com

Santantonada de Forcall – Foto de comunitatvalenciana.com

Tras la fatigosa faena del montaje, ya por la noche, la comitiva de la Santantonada recorre las principales calles de Forcall. A las once de la noche, la comitiva llega a la plaza y se procede al encendido y quema de la barraca, tarea que lleva a cabo elcremaller de honor con la intervención de cremallers y el protagonismo deldespullat, la filoseta y les botargues, demonios encargados de arrastrar a los santos hasta la hoguera.

Les botargues corren y bailan alrededor de la hoguera con San Antonio dentro, de pronto, al toque de la dulzaina, los demonios son vencidos por el poder del bien y Sant Antoni sale triunfador. Toda una explosión de santos, demonios y fuego, donde la gente puede participar atravesando la barraca mientras arde.

A continuación se desarrolla la processó dels matxos, una cabalgata que recorre las calles de la población y que a su paso por la iglesia se procede a la bendición de los animales y se recoge la coqueta de mitja lliura una riquísima pasta típica de Forcall. Para terminar el día, la gente se arremolina alrededor de las brasas que quedan de la barraca para el resopón. Al día siguiente la solemnidad pasa por una Misa Mayor dedicada al Santo, con procesión. El domingo y después de una buena comida, es el día de los juegos tradicionales, como las carreras o romper las ollas o els botets.

+info www.forcall.es