El rápido desarrollo de los sistemas de almacenamiento de energía abre un abanico nuevo de utilidades. Más allá del mero acopio de potencias para su posterior uso discrecional, los ciudadanos pueden extraer otros beneficios económicos y ayudar a un sistema de distribución social más eficiente

Madrid – 30 NOV 2016 – Carolina Rueda – Conama

Una de las experiencias empresariales que está teniendo una trayectoria más fulgurante en el ámbito del almacenamiento es la valenciana Ampere Energy, que echó a andar hace algo más de un año con el objetivo de crear baterías de ion-litio diseñadas para el hogar. Su caso será expuesto durante la sesión técnica Tecnologías disruptivas: autoconsumo y generación distribuida (ST-3) del Conama 2016. Ander Muelas, director ejecutivo de Ampere Energy, tiene “muy claro que va a haber un boom basado en el almacenamiento y dentro de diez años habrá una batería en cada casa. En Conama, lo que queremos demostrar es que gracias a la capacidad de almacenar el autoconsumo no sólo es viable sino que es una buena inversión”.

¿Es rentable en todos los casos? ¿También para un hogar con un consumo de unos 50 euros de luz al mes? “De momento – reconoce – es rentable en situaciones de consumos más altos. Sobre todo es perfecta ahora para los que tienen una planta fotovoltaica. Pero dentro de poco también será rentable para los hogares conectados. La tecnología del almacenamiento hay que verla como una navaja suiza, va a tener muchas aplicaciones: coger energía por la noche y usarla durante el día es sólo una aplicación. Como estas baterías van a ser inteligentes, al estar conectadas a red eléctrica podrán saber qué precios va a tener la energía al día siguiente, y podrán además conectarse a la previsión del tiempo y saber la necesidad que tendrán que cubrir. Al final el usuario aprenderá de sus consumos, determinará cuál es su mejor carga y podrá rebajar la potencia contratada”.

Amper Energy

Amper Energy

El creador de Ampere Energy ve otras ventajas de las que, en este caso, podrán beneficiarse las grandes distribuidoras: “Imagínate que hay un millón de viviendas con una batería de 6 kw. Se Podrían usar 4 Kw para el hogar y los otros dos para la la distribuidora. Son dos millones de kw para meter en el sistema. Eso permite bajar los costes de infraestructuras porque no sería necesario sacarlos del ciclo combinado. Por tanto ese almacenamiento sirve también para vender cobertura a la distribuidora. Es el nuevo modelo energético que viene”.

¿Dónde están las oportunidades empresariales?

“La mayor parte de las patentes del sector de las baterías está en manos de empresas asiáticas, sobre todo japonesas y coreanas, pero hay un segmento intermedio del negocio que todavía tiene posibilidades”, desvela Luis Manuel Santos Moro, jefe de I+D+i y Mejora Continua de EDP, y portavoz, para el Conama 2016, del Grupo de Interplataformas de Almacenamiento (GIA). Santos Moro explica que esa parte intermedia del negocio “se refiere a los equipos de electrónica de potencia, la tecnología necesaria para transformar la corriente continua en que se almacena la energía, en corriente alterna para su distribución”.

Durante su participación en la ST-3 de Conama 2016 Santos Moro también hablará de las conclusiones del trabajo, elaborado dentro de este grupo, sobre el estado de todas las tecnologías actuales de almacenamiento. El documento de conclusiones comienza con la afirmación de que el almacenamiento de energía está llamado a ser uno de los factores clave para la integración de las energías renovables. El GIA se creó en 2014 para poner en relación los proyectos existentes en materia de almacenamiento energético y está integrado por entidades públicas y privadas del ámbito empresarial y de la investigación.

“En el marco de este grupo se ha trabajado también para hacer un inventario de capacidades de las más de 60 empresas con proyectos en este ámbito. Capacidades referidas tanto a equipos materiales como a recursos humanos. Así mismo también se ha hecho un listado de los proyectos relacionados con el almacenamiento”, señala Santos Moro. “Toda esa información es accesible en la web de Futured”.