Con la llegada del otoño, las bodegas de la Ruta del Vino del Duero recuperan las tradiciones relacionadas con la viticultura, para atraer al turismo especializado que disfruta de las propuestas propias de la vendimia

Valladolid – 28 SEP 2015 – Redacción

La Ruta del Vino Ribera del Duero vivirá, un año más, la fiesta de la vendimia en mayúsculas, cuando se comience con el ritual ancestral de recoger uvas, que irá acompañado de numerosas celebraciones. A finales de septiembre, principios de octubre, las bodegas se engalanan y organizan diversas actividades de viticultura para todos los gustos y edades, con el objetivo de disfrutar de unas jornadas de vendimia llenas de tradición. Dependiendo de cada bodega, se podrá revivir la vendimia tal como se celebraba antaño.

La vendimia en cada bodega

Con la época de vendimia, al visitante se le ofrece en muchos casos ser testigo de procesos y prácticas casi secretos para algunas de las bodegas. Así es que se abre la veda en octubre y las bodegas cuentan algunos de sus trucos para la elaboración de los mejores vinos.

Vendimia en la Ribera del Duero

Vendimia en la Ribera del Duero

Es el caso de Bodegas Protos, la más visitada de la Ruta del Vino Ribera del Duero, que ofrece un tour para ver cómo se elaboran sus vinos; así como la de las Bodegas Félix Callejo y Bodega Prado de Olmedo, donde se puede visitar la zona de vendimia, observar el proceso de elaboración y posteriormente la cata de mostos. En las Bodegas Cepa21 ofrecen una visita a los viñedos y a las instalaciones, una cata de vino elaborado y mosto en fermentación.

Bodegas Legaris, que plantó sus primeras cepas en 1999, ofrecerá un plan de visitas llamado “Atardeceres de Vendimia” para poder disfrutar de los atardeceres en octubre, visitando las instalaciones y con cata incluida.

Otros lugares con ofertas de visitas y degustación son las Bodegas Portia, diseñada por Norman Foster, que propone disfrutar de una muestra de los distintos aperos de labranza, seguido de una visita a la bodega. Además, han preparado unas jornadas gastronómicas con los alimentos típicos de la tierra.

Bodegas Emina – Bodega Matarromera, situadas en pleno corazón de Ribera del Duero, presentarán una visita guiada por la bodega con una cata de vinos y aceite de Grupo Matarromera.

Las propuestas para toda la familia también abundan en época de vendimia, facilitando así la visita y la participación de los más pequeños. Es el caso de las Bodegas Raíz y Quesos Páramo de Guzmán, bodegas de carácter diferenciador, que han organizado un plan para toda la familia: mientras los padres visitan la bodega y pueden disfrutar de una cata de vino y de quesos; los niños pueden participar de la vendimia tradicional y realizar una cata de mosto.

También es el caso de PradoRey, que incluye visita viñedo y a la bodega, cata de uvas y vinos tintos finalizando con una degustación de queso y aceite.

Durante estas fechas, además, se combina la teoría con la práctica. Bodegas Arzuaga, elaboradora de prestigiosos vinos en la Ribera del Duero, ha sorprendido con la oferta de una clase teórica del ciclo vegetativo de la vid. A continuación, se visitará la bodega para ver la selección de uvas, proceso de pisada y las salas de elaboración. Luego se dará a catar un mosto, un vino en rama y finalmente una degustación de dos vinos propios.

En el caso de Bodegas El Lagar de Isilla, se podrán catar uvas de diferentes variedades. La propuesta consiste en visitar la bodega y, a continuación, catar mostos y vinos en diferentes fases del proceso de elaboración. Se hará la prueba de la densidad catando tres mostos y se finalizará con un pequeño aperitivo donde se degustarán tres vinos de diferentes tipos de roble.

En la Bodegas Domino de Cair será fácil que los visitantes coincidan con la llegada de viticultores para descargarán uva.

Establecimientos que también celebran la vendimia

Además de las ofertas de las bodegas, otros establecimientos han decidido poner en marcha propuestas singulares. Es el caso del Hotel Tudanca-Aranda, donde se ofrecerá una breve explicación del enólogo; se vendimiará y luego se servirá un aperitivo seguido de una cata de dos vinos y una comida en el restaurante Asador Tudanca. Ofrecen también la posibilidad de disfrutar de estas actividades en dos días diferentes.

El Hotel AF Pesquera ha elaborado un paquete de fin de semana que incluye vivir el proceso de recogida de uva y elaboración de los vinos en las Bodegas Tinto Pesquera y Condado de Haza. Para disfrutar de tres días hay un pack gourmet de enoturismo que incluye una cena con menú degustación, alojamiento en habitación estándar, experiencia enogastronómica, tarde de relax en el Spa al Agua Sana y taller de Coctelería.