El Ole es el principal festejo que se celebra dentro de las fiestas patronales de San Telmo. Consiste en una procesión de índole cívica en honor al patrón de Frómista, Pedro González Telmo, más conocido como San Telmo

Frómista (Palencia) – 12 ABR 2017 – Redacción

La procesión consiste en un baile en torno a una cruz de madera, conocida como Vitor, y único símbolo religioso de este acto. Este baile tiene salida desde la iglesia parroquial de San Pedro y se dirige hacia la que, la tradición, ha situado como la casa donde nacio el patrón, para volver de nuevo hasta la iglesia, pasadas en torno a 4-5 horas.

El baile está jalonado con diversas y aleatorias paradas para cantar a viva voz canciones populares de la localidad y homenajes a San Telmo.

Procesión del Ole en Frómista (Palencia)

Procesión del Ole en Frómista (Palencia) / Turismo de Frómista

A la llegada del Ole a la “Casa de San Telmo” se recita el sermón satírico que resume en varias estrofas, lo acontecido en la localidad y sus alrededores.

El origen de esta procesión se remonta a la llegada de la reliquia de San Telmo a la localidad de Frómista en 1742. Tras su “canonización” por parte de Benedicto XIV en diciembre de 1741 (no fue del todo ortodoxa) los fromisteños no tienen nada con lo que honrar a su paisano y patrón, por lo que la llegada de una pequeña reliquia, se convierte en un momento histórico. Las ansias por la llegada de una pequeña parte del santo hace a los fromisteños no poder esperar su llegada en casa y se dirigen a la salida de la villa en busca del preciado tesoro. Al llegar a Frómista, reliquia y lugareños, se dirigen hacia la iglesia de San Pedro, en una procesión espontánea y con tintes festivos y alegres. Despues de casi 300 años, Frómista sigue celebrando esta procesión como épicentro del fervor hacia San Telmo.

La procesíon del Ole se celebra siempre el domingo siguiente al de Resurreción, por lo que su fecha en el calendario depende de en que días se celebre la Semana Santa. La hora de salida son las 22:00 horas por lo que es una procesión totalmente nocturna.

La procesión nos está vetada a nadie en concreto y todo aquel que quiera bailar con los fromisteños es bienvenido. Las ordenes son pocas pero obligatorias si se quiere bailar. Un ejemplo es la dirección del baile, que siempre debe ser mirando el Vitor, por lo que la gente siempre danza hacia a atrás, quedándose autoridades y banda de música por detrás del Vitor.

Tambien es importante el uso de bastones, cachabas y demás utensilios caseros para ser empuñados al viento, que recuerdan los útiles agricolas con los que se recibió la reliquia.