La comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha examinado este martes dos quejas contra los proyectos de extracción y almacenamiento de gas en el parque nacional de Doñana (Huelva)

Huelva – Redacción – 28 NOV 2013

Los proyectos están a cargo de Repsol y de Gas Natural Fenosa, y ha pedido a la Comisión Europea más información sobre ambos casos antes de pronunciarse sobre si se trata de prácticas que ponen en riesgo el medio ambiente o que contravienen las normas comunitarias. Un representante del Ejecutivo comunitario, presente en el debate entre los eurodiputados y los demandantes, ha eludido pronunciarse sobre el fondo de las quejas porque es una cuestión “nueva”, pero ha dicho “tomar nota”.

Sin embargo, la presidenta de la comisión europarlamentaria ha reclamado a Bruselas que les remita “lo antes posible” información adicional, para verificar si los proyectos señalados han cumplido con las exigencias que marca la ley europea de protección de hábitats o si se deben tomar medidas.

Así, la Eurocámara quiere examinar el permiso de las autoridades españolas a los planes de Gas Natural Fenosa de extracción, almacenamiento y transporte de gas natural en la zona de Doñana. El demandante se ha quejado de que Huelva es una región especialmente “castigada” pese a ser “el mayor santuario medioambiental de Europa” y ha pedido que se frene el proyecto por ser “claramente insostenible”.

En el debate, la empresa Gas Natural Fenosa ha estado representada por Francisco Velasco, quien ha defendido que la gasística española cumple con todas las exigencias de la Unión Europea en materia de medio ambiente, además de afirmar que ninguno de los proyectos se encuentra en el parque nacional, sino en terrenos limítrofes. Ante la exposición del caso, varios eurodiputados se han pronunciado y, mientras que Carlos Iturgaiz (PP) ha considerado que hay documentación suficiente que avala que la evaluación de impacto valida el proyecto, el eurodiputado de IU, Willy Meyer, ha exigido estudios sísmicos para descartar el riesgo de temblores similares a los registrados en el yacimiento de Castor (Castellon).

En cuanto al proyecto ‘Poseidón’ de Repsol, la Asociación Mesa de la Ría de Huelva, se ha quejado de que la petrolera no cuenta con licencia para actividades de extracción de gas porque los permisos con que contaba han expirado. El exeurodiputado y miembro de la asociación, David Hammerstein, ha criticado que la Junta de Andalucía haga “la vista gorda” y se ha quejado de que la región recuerda a un “salvaje oeste medioambiental”.