Proceden del Centro Militar de Cría Caballar de Mazcuerras (Cantabria), y se encuentran estabulados en el Hospital Veterinario del Campus de Vegazana

León – 26 ABR 2016 – Redacción

Las instalaciones del Hospital Clínico Veterinario del campus de Vegazana de la Universidad de León (ULE) cuentan desde hace un par de semanas con una cuidada selección de cinco magníficos caballos de pura raza, procedentes del Centro de Cría Caballar de Mazcuerras (Cantabria), a disposición de todos los propietarios de yeguas que deseen solicitar el servicio público de reproducción artificial equina. Los ejemplares que integran este año la parada de sementales son los siguientes:

– Pura Raza Árabe: ‘Draque’ (Hijo de ‘Ramalazo’ e ‘Insara’).
– Pura Raza Española: ‘Fenomenal’ (hijo de ‘Digital’ y ‘Terneza’), y ‘Fenacilo’.
– Raza Hispano-Árabe: ‘Gacel’ (hijo de ‘Isleño II’ y ‘Recta’), y
– Raza Hispano-Bretón: ‘Ídolo’ (hijo de ‘Nitro’ y ‘Botera’)

«Fenomenal» es un Pura Raza Española

El servicio es dirigido y coordinado por el catedrático de Reproducción y Obstetricia de la Facultad de Veterinaria de la ULE, J. Carlos Domínguez Fdez-Tejerina, y se viene ofreciendo desde el año 2003 con la colaboración del Ministerio de Defensa. La actual es la primera campaña que se está desarrollando en el Hospital Veterinario, ya que anteriormente se realizaba en las dependencias de la granja experimental de la propia facultad.

La parada permanecerá abierta todos los días laborables hasta el 22 de junio, con un horario de atención al público de 8 a 11 horas. Hay que apuntar que el Servicio de Inseminación Artificial se coordina con las actividades del Hospital Veterinario de la ULE, y por ello se ofrece a los usuarios la posibilidad de todo tipo de actuaciones clínicas y quirúrgicas que precisen, incluido el pupilaje de las yeguas, así como el diagnóstico precoz de gestación por ecografía.

Quienes tengan interés en solicitar estos servicios han de contactar con los siguientes teléfonos: Servicio Clínico Equino HVULE: 639 – 438 727. Coordinador del Servicio: 987 – 291 324, o bien a través de correo electrónico en la siguiente dirección: jcdomt@unileon.es

Características de las razas ofertadas

Los centros militares de cría caballar, (de donde proceden los cinco sementales), tienen el objetivo de obtener una cada vez mejor calidad en los ejemplares, y para ello se efectúa una constante labor de selección de los reproductores, tanto machos como hembras, atendiendo según las razas a sus genealogías, morfología y resultados en la contrastación.

Además cada uno de los siete centros de la Fuerzas Armadas Españolas, (Ávila, Écija, Córdoba, Jerez, Guipúzcoa, Cantabria y Zaragoza), concentra sus esfuerzos en la cría de las razas que se determina, lo que responde a muchos factores, entre los que prima todo lo relacionado con la idoneidad geográfica de su ubicación para el mejor desarrollo de cada raza equina.

Los ejemplares de la actual campaña forman parte de cuatro de las razas más apreciadas por sus características (en el caso de la Pura Raza Española se ha contado con dos caballos con diferente tonalidad o capa: blanca y castaña).

Pura Raza Árabe: Aunque hay una gran controversia sobre la historia de esta raza, se sabe que es uno de los más antiguos que existe en el mundo. España es el primer país de Europa donde se introdujo el caballo árabe debido a la invasión musulmana (siglos VIII a XV). Parece ser que los primeros caballos árabes registrados, tras la creación de los Depósitos de Sementales, pertenecieron a la reina Isabel II (1833-1868). El físico del Caballo Árabe es muy peculiar, pues tiene una cabeza pequeña, ollares grandes y ojos muy vivos y brillantes. Su talla oscila entre 1,48 y 1,52 m. de alzada y su capa suele ser torda, alazana o castaña. No es un caballo grande, pero sí ágil, de una gran ligereza y aún mayor resistencia. Tienen fama de ser animales muy inteligentes, aunque su carácter es, a veces, demasiado nervioso.

Pura Raza Española: Fue creada por encargo de Felipe II en las Reales Caballerizas de Córdoba, a partir de 1567, utilizando yeguas autóctonas mejoradas con animales de diversos orígenes. El Caballo Español pronto consiguió un renombre mundial y fue muy apreciado siendo, durante mucho tiempo, solamente accesible para los reyes, los nobles y el clero. Durante la expansión del Imperio Español, dio lugar a numerosas razas europeas y americanas, como fueron el Lippizano, Lusitano, Alter Real, Napolitano, Criollo, Apaloosa y Mustang. Es un caballo noble, de carácter dócil y equilibrado.

Pura Raza Hispano-Árabe: Se cría desde hace mucho tiempo en nuestro país, y procede del cruce de caballos españoles con árabes. Está considerada una raza autóctona nacional de protección especial. Son animales de silueta esbelta, resistentes, de medidas proporcionadas y carácter activo pero equilibrado. Originariamente se seleccionaban para llevar a cabo las faenas camperas, y hoy en día también se orientan a actividades deportivas como la Doma Vaquera, Acoso y Derribo y Rutas Ecuestres de Competición.

Pura Raza Hispano-Bretón:

Esta raza equina no tiene un estándar bien definido, y existe gran variedad en lo referente a talla, altura o peso. Es el caballo de tiro más grande de la Península Ibérica, y presenta una estampa armónica, larga y bien proporcionada, con patas más bien cortas, pero fuertes y robustas.