La Plaza de San Marcelo de la capital leonesa acoge un año más la Feria de la Cerámica y Alfarería, veinte carpas que dan cabida a los trabajos de 40 artesanos (30 ceramistas creativos y 20 alfareros) procedentes de Castilla y León, Madrid y Portugal.

Fuentes de la organización han destacado que esta feria es una cita imprescindible en las fiestas de San Froilán que, además, en esta edición cuenta como novedad con talleres infantiles dirigidos a los niños, donde conocerán cómo es el trabajo artesano de ceramistas y alfareros. Esta feria está organizada por la Asociación de Ceramistas y Alfareros de León (ACAL) con la colaboración del Ayuntamiento de León.

Por su parte, Giovanni Papi, presidente de ACAL, ha coincidido en la importancia de este certamen en León y en las fiestas de San Froilán, una cita tradicional y consolidada después de 38 años. Asimismo, ha resaltado que esta feria es una de las más importantes del panorama cultural de España. Papi ha hecho hincapié en que los ceramistas y alfareros no son comerciantes que revenden un producto, sino creadores que a través de la tradición y la creatividad, quieren dar a conocer su obra y comercializar directamente su trabajo.