En cada rincón de la Península, podemos encontrar fabulosas Vinotecas representantes del legado histórico vinícola, defendido, cuidado, mejorado y tan apreciado dentro y fuera de nuestras fronteras. Estas son algunos ejemplos.

1. Lisboa. “Chafariz do Vinho” o La Fuente de Vino, puede presumir de una ubicación extraordinaria, en las antiguas bóvedas del acueducto de piedra de Lisboa del siglo XVIII. Una vinoteca que alberga la bodega en galerías subterráneas conectada por túneles que atraviesan la ciudad. La idea de reconversión, proviene de la ciudad de Lisboa y de EPAL, extensible a entidades y amantes del vino, para crear una vinoteca referente de historia en la difusión del vino portugués y extranjero. Foto: sofies

2. Madrid. La vinoteca Vinopremier, es un oasis para los sentidos en pleno centro de Madrid. Localizada en la calle Valverde y próxima a la calle Gran Vía, nos encontramos con 140 metros cuadrados diáfanos, repartidos en dos alturas. Diseñada por el arquitecto Miguel Galán, ha logrado una interpretación del vino única, combinando madera, metal y piedra en perfecta armonía con un detalle de lámpara que recuerda a una vid.

Vinoteca de Bodegas Vegamar de Valencia

Vinoteca de Bodegas Vegamar de Valencia

3. Barcelona. Representando al vino en todo y cada uno de sus aspectos, nos encontramos con Monvínic, ubicado en el barrio del Eixample. Un auténtico homenaje cultural al vino con su centro de documentación y espacio para catas y conferencias que complementan el bar de vinos. Su diseño interior, ideado por Alfons Tost, destaca por su funcionalidad, modernidad y precisión de cada detalle. Fue finalista del Premio FAD de Interiorismo 2009.

4. Barcelona. Lázaro Rosa-Violán, prestigioso interiorista (Premio 2013 revista AD) y fundador de Archilovers, ha conseguido integrar el mundo del vino como un elemento más del hotel boutique Praktik Hotel Vinoteca. Praktik Vinoteca es un brindis a la relación del vino con la ciudad de Barcelona, tan antigua como su historia y su cultura, sin perder el sabor mediterráneo y minimalista.

5. Madrid. Localizada en la Cava Baja, calle de las posadas históricas de Madrid, se encuentra la vinoteca la Posada del León de Oro, enmarcada en un histórico edificio con la emblemática corrala madrileña que combina perfectamente con la decoración vanguardista de la vinoteca. Tienen especial relevancia los vinos de la Denominación de Origen de Madrid. La familia propietaria Sanz Montero, confió el proyecto al arquitecto Ángel Sánchez-Bernuy y la decoración al estudio Dos Decorando.

6. A Coruña. Belén Sueiro fue la responsable del proyecto de interiorismo de la vinoteca De Market en A Coruña. Decoración que persigue un estilo industrial con toques de moda retro, pero con mobiliario confortable y actual. Un referente en la ciudad costera, donde se hace uso de colores neutros, la utilización del hierro y el aluminio, las paredes de ladrillo visto y por supuesto los grandes ventanales. Sin olvidar la iluminación de ebledlighting.

7. Alentejo. En pleno Alentejo, nos encontramos con la vinacoteca Herdade do Esporão, que forma parte de su bodega en Reguengos de Monsaraz, distrito de Évora. Trabajan bajo la creencia en la innovación, responsabilidad y excelencia, pero siempre teniendo en cuenta la sostenibilidad y el medio ambiente. Su vinoteca forma parte de esas premisas, donde destaca un mobiliario en armonía con el entorno que cuenta con dos terrazas al aire libre.

8. Lisboa. “The Old Pharmacy Wine Inn“, la vinoteca ubicada en una farmacia de más de 100 años de antigüedad, conserva la decoración original. Donde los frascos de cerámica de ungüentos y lociones fueron sustituidas por botellas de vino en los gabinetes de puertas de cristal. Las mesas están hechas con antiguos barriles de vino. Los empresarios y hermanos Ajay y Vijay Diwan, son los ideadores del proyecto de transformación.

9. Lisboa. Situada en el muelle, en un almacén del siglo XIX, encontramos Vestigius, la enoteca de colorida temática marítima y decoración desenfadada frente al mar. Sus caldos, fueron elegidos por el somiller residente João Chambel y presenta una lista en constante evolución, tanto a nivel nacional como internacional.

10. Valladolid. La vinoteca del Hotel Abadía Retuerta LeDomaine, perteneciente a la cadena Relais & Château, se encuentra en Sardón de Duero, Valladolid. Su vinoteca, localizada en la sala capitular y que forma parte de la abadía del siglo XII, puede presumir de un entorno histórico de leyenda rodeado de magníficos viñedos. La edificación ha sido declarada oficialmente Bien de Interés Cultural y su restaurante cuenta con una Estrella Michelin.

11. Barcelona. A pocos kilómetros de Barcelona, localizamos La Vinoteca Torres, un nuevo concepto de local con estética contemporánea de Bodegas Torres, creado por Extraestudio, realizado por el estudio de interiorismo Antoni Arola. Su diseño interior, evoca el ambiente oscuro de una bodega, conseguido por la filtración estratégica de la luz, con una idea visual que aproxima la identidad de la marca Torres a nuevas experiencias y conceptos.

12. Valencia. Las Bodegas Vegamar con el fin de alcanzar mayor visibilidad en la ciudad de Valencia, crea la vinoteca y tienda de vinos Vegamar Selección. Una especie de bodega urbana que se caracteriza por su exposición limitada de vinos en un entorno increíblemente negro brillante y luz blanca. Una imagen sofisticada conseguida por el arquitecto Fran Silvestre y el interiorista Andrés Alfaro Hofmann.