Wildwatching Spain, en colaboración con Canon España y Fotocasión, organiza un curso fotográfico bajo la supervisión de profesionales y guías especializados

Viella – Redacción – 21 NOV 2013

La Val d’Aran acogerá del 22 al 25 de mayo de 2014 un curso fotográfico bajo el nombre “Aves del Pirineo” con Antonio Liebana, centrado en la fotografía de algunas de las especies de aves más emblemáticas del Pirineo leridano. Para llevar a cabo esta original actividad, se utilizarán los escondites fotográficos de Wildwatching Spain (WWS), agencia especializada en turismo fotográfico de naturaleza y organizadora del curso en colaboración con Canon España y Fotocasión.

Las jornadas contarán con la dirección del fotógrafo profesional Antonio Liébana y de guías locales, entre ellos el fotógrafo y responsable de Cultura y Patrimonio de la Val d’Aran, Javi Montes. Los fotógrafos participantes permanecerán durante tres días completos en pleno corazón del Pirineo leridano fotografiando quebrantahuesos, águilas reales, pícidos y urogallos pirenaicos.

Se trata de un workshop concebido para un grupo de 9 fotógrafos, que tendrán la oportunidad de disfrutar de 3 escondites fotográficos a lo largo del curso, con un día completo para la fotografía de urogallo en cantadero y de rapaces en muladar, y dos sesiones de media jornada para pícidos y aves forestales en un comedero emplazado en medio del bosque.

Uno  de los grandes objetivos que se marcará este curso fotográfico, aparte de poder conseguir instantáneas de estas grandes aves salvajes del Pirineo, es poder mejorar la técnica fotográfica en estas condiciones. Por ello se llevarán a cabo reuniones por las noches para repasar conjuntamente con Antonio Liebana el contenido de las fotografías, y así repasar los errores cometidos y ofrecer los consejos necesarios para  mejorar la calidad de las fotografías.

La especie más buscada

Uno de los platos fuertes del curso será la fotografía del urogallo pirenaico, una de las especies emblemáticas y carismáticas de la Val d´Arán. Esta ave se podrá fotografiar en plena época de celo, en uno de los mejores cantaderos del Pirineo. Para ello los fotógrafos tendrán que dormir en el bosque, a casi 2000 m de altitud, en un hide especialmente habilitado y bajo estrictas normas de comportamiento. La entrada y toda la actividad en el cantadero contarán con la supervisión y experiencia de Javi Montes, en lo que es una de las experiencias más intensas que puede ofrecer la naturaleza ibérica y pirenaica.

Otra de las jornadas estará centrada en la fotografía de las grandes rapaces del Pirineo, con dos especies simbólicas como principal objetivo: el quebrantahuesos y el águila real. El lugar elegido ha sido habilitado como muladar, en el cual se han instalado dos escondites de dos plazas cada uno, situados a la distancia adecuada para poder obtener imágenes de calidad profesional.

Por último, los pícidos y las aves forestales del bosque atlántico de la parte baja del valle, serán el otro gran objetivo del curso. A lo largo de dos sesiones diferentes los fotógrafos tratarán de obtener las mejores composiciones de especies tan vistosas como el pico mediano, el pito real, el pico menor, el pinzón vulgar, la curruca capirotada o el camachuelo, divirtiéndose al mismo tiempo con las idas y venidas de las ardillas.

Val d’Aran, un lugar para capturar cualquier época del año

Cabe destacar que La Val d’Aran se caracteriza por disponer de un gran entorno natural, pese a ser un territorio pequeño en extensión. La vida salvaje (wildlife) es uno de los grandes atractivos turísticos que ofrece a los visitantes y que se encuentra en un período de expansión. Durante las diferentes estaciones del año se ofrecen alternativas para la fotografía y observación de la naturaleza, aprovechando la singularidad climática y de hábitats de la zona que facilita que durante los 12 meses del año haya especies que se muestren activas.

Durante el otoño es el momento de disfrutar de la berrea del ciervo y de la época de celo del isard. Con la llegada del invierno muchas especies se ven obligadas a hibernar, y es el momento en que destacan animales majestuosos como es el caso del isard, que luce un gran pelaje. En primavera, aparte de todas las especies que podrán ser visualizadas en el curso fotográfico, también destacan otros animales como es el caso de la marmota y la aparición de una gran variedad de flores por los campos. Y, en verano, es cuando destaca la presencia del oso pardo, la lagartija aranesa (especie autóctona) y es, además, el momento álgido para la visualización de la mayoría de aves salvajes.

Más información e inscripciones a través del Facebook o visitando su página web, dónde encontraréis más datos sobre el programa completo de las 3 jornadas del curso, precio y material necesario.