Urcacyl ha realizado un análisis en el que advierte de un crecimiento del 11,9 % en las cooperativas agrarias en Castilla y León en los dos últimos años y considera que 2014 “ha sido un año marcado por las incertidumbres que ha generado la nueva Política Agraria Común que comenzará a aplicarse en 2015, y “por los bajos precios en el sector agrícola”

León – 31 DIC 2014 – Redacción

En la parte positiva, estima, “está la integración cooperativa para conseguir la deseada reestructuración del cooperativismo agrario” que, estima, impulsará “muchos procesos de colaboración entre cooperativas en los que ya se viene trabajando desde hace tiempo”.

A pesar de la crisis económica y de su impacto en el consumo alimentario, las cooperativas agroalimentarias de Castilla y León han ganado cuota de mercado. En los dos últimos años su crecimiento a nivel económico ha sido de un 11,9 %, pasando de facturar en la campaña 2010/2011 2.122 millones de euros a facturar en la campaña 2012/2013, más de 2. 375 millones de euros, unos datos, aportados por Urcacyl, “que reflejan la solidez de esta fórmula empresarial que muestra una mayor resistencia a las crisis”.

Por sectores, desgrana la organización, las cooperativas de Castilla y León facturaron: en cultivos herbáceos 586.063.321 euros, en alimentación animal 403.557.337 euros, en suministros 359.973.141 euros, en azúcar y remolacha 196.686.391 euros, en ovino 279.282.816 euros, en vacuno de carne y leche 167.373.801 euros, en porcino 153.361.428, en vinos 68.818.412 euros, en frutas 33.532.684 euros, en avícola 31.992.000 euros y en otros sectores 108.687.651 euros.

Arando la tierra