La primera reunión de trabajo del congreso de reservas de la biosfera españolas ha tenido lugar en la mañana del lunes para terminar de redactar y elaborar el borrador definitivo del Plan de Acción Ordesa-Viñamala, documento técnico que traspone al contexto español el Plan de Acción de Lima -elaborado el año pasado en Perú para la Red Mundial de las Reservas de la Biosfera- y que será definitivamente aprobado el próximo jueves en la reunión del Comité Español del Programa MaB (Hombre y Biosfera) de la Unesco, la cual también tendrá lugar en Torla-Ordesa.

El Plan de Acción Ordesa Viñamala contempla una serie de objetivos que compartirán las 48 reservas del Estado español, además de acciones, resultados e indicadores repartidos en 5 áreas de actuación: ser modelos eficaces de desarrollo sostenible, colaboración y trabajo en red, relaciones externas, comunicación e información y, por último, gobernanza efectiva.

Entre los objetivos y acciones concretas a desarrollar en el periodo 2017-2025, está, por ejemplo, que estos espacios naturales sean lugares de excelencia donde llevar a cabo el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible establecidos por la Agenda 2030 de Naciones Unidas, fomentando iniciativas económicas verdes, con etiquetas ecológicas y marcas propias de productos o servicios asociados a la conservación de las reservas de la biosfera.

También se contempla el establecer canales de comunicación con las empresas, propiciar una gestión forestal sostenible, fomentar los campos de trabajo y el voluntariado ambiental, buscar el apoyo a una gestión participativa o elaborar una estrategia de turismo sostenible, tema que también será abordado durante este congreso mediante la celebración de un evento paralelo en forma de simposio.

Foto de portada: Cañón de Anisclo en la Reserva de la -Biosfera Ordesa-Vinamala, Huesca / Turismo de Aragón