La propuesta del Ayuntamiento, presentada en el Ministerio de Agricultura, ha sido elegida entre las 190 presentadas a los proyectos ‘Clima 2013’

León – Redacción – 29 ENE 2014

Un total de 7.600 viviendas de los barrios de San Claudio y el Polígono X de la ciudad de León se beneficiarán de un proyecto novedoso que pondrán en marcha de manera conjunta la empresa District Heating Ciudad de León y el Ayuntamiento de la capital, consistente en la implantación de una red de calor mediante biomasa térmica que distribuirá la calefacción y el agua sanitaria a través de una red de tuberías que permitirán el suministro bajo la vía pública.

Poligono X

Poligono X

Este novedoso proyecto ha sido presentado en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente por parte del alcalde de León al haber sido elegida esta iniciativa entre las 190 presentadas en toda España a la convocatoria de los proyectos ‘Clima 2013’. Esta novedosa red térmica tendrá una central en la que se calentará el agua y una red de tuberías que llevará a las viviendas tanto el agua como la calefacción. Así, el agua se calentará en la central con energía de biomasa mediante el uso de combustibles autóctonos para potenciar a León como ciudad sostenible.

La elección de San Claudio y el Polígono X no ha sido una decisión arbitraria, ya que se trata de barrios que presentan edificaciones de cierta antigüedad y deterioro, están relativamente acotados y poseen instalaciones de calefacción central en los edificios, principalmente de gasóleo y carbón. Estas fuentes de energía son altamente contaminantes y suponen, en el caso del gasóleo, un gasto de hasta un 25 por ciento más. El alcance total del proyecto incluye 130 edificios de viviendas y 37 edificios de otros usos, lo que suma 7.600 viviendas.

Una de las características más atractiva del proyecto, y principal motivo del apoyo municipal, es el uso de combustible autóctono, ya que las calderas centrales utilizarán, además de los recursos forestales, los restos de poda de los parques municipales con la consiguiente reducción de residuos urbanos. La conexión a las comunidades se realizará a través de una subestación, sin ninguna obra en las viviendas.

Se trata de un proyecto con grandes valores en sostenibilidad medioambiental y empleo de energías renovables, reducción de emisiones de CO2 y contra el cambio climático.

Estos rasgos han sido los que han dotado a este ‘anillo verde de energía’ del premio Proyecto Clima en la convocatoria de 2013, concedido por el Fondo de carbono para una Economía Sostenible. Una entidad que verifica de una manera científica estas reducciones. En este caso, la estimación es de una reducción media anual de 10.600 toneladas de dióxido de carbono durante los primeros cuatro años.