El Consorcio Camino del Cid pretende inventariar el patrimonio inmaterial relacionado con el Cid Campeador que subsiste en buena parte de los territorios por los que pasa este itinerario turístico y cultural

Zaragoza – 15 ENE 2016 – Redacción

Para ello se ha firmado en Zaragoza un convenio de colaboración con el Proyecto de Investigación ‘Formas de la Épica Hispánica: tradiciones y contextos históricos’, que permitirá compilar, para su posterior análisis y divulgación, este legado de origen popular, proyecto que cuenta con la colaboración de Alberto Montaner, catedrático de la Universidad de Zaragoza, y director del proyecto que es, además, el mayor especialista mundial en el Cantar de mío Cid, el poema medieval del que surge el Camino del Cid, gran ruta turística y cultural que atraviesa las provincias de Burgos, Soria, Guadalajara, Zaragoza, Teruel, Castellón, Valencia y Alicante.

Este acuerdo permitirá recopilar el importante patrimonio inmaterial relacionado con la figura histórica, literaria y legendaria del Cid Campeador que en la actualidad subsiste en estos territorios. La sombra proyectada por este personaje medieval a lo largo de los siglos, ha producido un rico muestrario de manifestaciones populares: desde cuentos y leyendas a nombres de fuentes o accidentes geográficos, pasando por dichos y canciones.

Cid Campeador

Hasta la fecha no se había realizado un trabajo metódico de recopilación de estos materiales. El análisis y divulgación de los resultados obtenidos permitirá poner en valor este importante patrimonio. Los trabajos previstos se realizarán conjuntamente entre el Consorcio Camino del Cid y el citado Proyecto de Investigación dirigido por Alberto Montaner. El Consorcio destinará para ello una partida de 1.400 euros y los trabajos se realizarán a lo largo de 2016.

Análisis de actuaciones

La reunión ha servido también para analizar las actuaciones realizadas hasta el momento dentro del Consorcio y la difusión que tiene el Camino del Cid en un momento como el actual, en el que se está produciendo un interés por la naturaleza, los espacios abiertos y las rutas, no solo para viandantes, sino también para ciclistas.

El filólogo Alberto Montaner destacó la vitalidad del personaje del Cid y señaló que a diferencia del Camino de Santiago, que vende espiritualidad, el Camino del Cid, es historia viva y literatura.

‘Es increíble la cantidad de gente que conoce al personaje, y no solo porque conocen la historia del personaje histórico o porque han leído el Cantar o visto la película, sino que han llegado a él a través de las diferentes manifestaciones culturales de las que ha sido objeto, incluida la música’, señaló.

‘El Camino del Cid no es una ruta inventada sino una ruta con una base histórica y literaria y detrás que podemos rescatar’, concluyó.