Editada por la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, la obra trata de acercar la historia del Camino de Santiago y el fenómeno de las peregrinaciones a todos los públicos.

Santiago de Compostela – 18 AGO 2016 – Redacción

Tras el éxito cosechado con la publicación de “Una aldea en tiempos del románico”, que fue galardonado con el Premio al Libro Mejor Editado en 2009 por el Ministerio de Cultura, la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico ha apostado por continuar con esta colección de libros ilustrados que tratan de acercar la historia y el mundo medieval a todos los públicos de forma dinámica y atractiva, pero sin perder el rigor científico.

Siguiendo esta premisa, el historiador Jaime Nuño y el ilustrador Chema Román se embarcaron hace un año en la aventura de idear una nueva publicación en torno al Camino de Santiago y las peregrinaciones. El resultado de su trabajo lleva por título “Peregrinar a Compostela en la Edad Media” y se ha presentado el pasado jueves en la Casa del Deán de la capital compostelana.

Peregrinar a Compostela en la Edad Media

Una de la ilustraciones de Chema Román para el libro “Peregrinar a Compostela en la Edad Media”

El fenómeno universal de las peregrinaciones

“La peregrinación es una de las pocas actividades que el hombre actual comparte con el de la Edad Media – explicaba Jaime Nuño, durante la presentación del libro – los peregrinos de hoy andan los mismos caminos que los de antaño, pero las diferencias entre unos y otros viajes son abismales”.

“En este libro, hemos tratado de abordar el contexto espiritual que empujó a miles de personas a convertirse en viajeros de fe, el proceso, las ayudas y peligros que asumían”, continuaba el historiador, para concretar que “hemos querido contar cómo podía ser su camino, su cotidianeidad, el ambiente en la ciudad de destino, las características de la  catedral románica de Compostela o los ritos que el peregrino debía seguir antes de regresar a su hogar”.

Exhaustivo trabajo de documentación

Para recrear aquel ambiente ha sido necesario un intenso trabajo de documentación, en el que han tomado como referencia un amplio repertorio de trabajos desarrollados por distintos autores, así como una serie de fuentes documentales medievales, especialmente aquellas relacionadas con Santiago de Compostela y con su apóstol, como la Historia Compostelana o el Códice Calixtino.

Información que han sintetizado a lo largo de 30 capítulos, para ahondar en  la “admirable fortaleza espiritual y física de aquellas gentes que se echaban al camino y se enfrentaban a lenguas y costumbres extrañas, con el único afán de llegar hasta Santiago de Compostela para cumplir su promesa y rezar ante el apóstol”.

En cada lámina, en cada capítulo, se ha cuidado hasta el más mínimo detalle para desgranar aspectos como la religiosidad del hombre medieval, las motivaciones del peregrino, los ritos, el alojamiento, la comida, los caminos o las principales amenazas a las que debían hacer frente los peregrinos. No faltan tampoco las referencias a otros lugares como Tierra Santa o Roma, que demuestran que la peregrinación es un fenómeno universal. “Aunque de todas las peregrinaciones posibles, las que se dirigieron a Santiago fueron, sin duda, las más importantes”, apuntaba Nuño.

La exhaustividad de la documentación recopilada por el historiador ha propiciado la inclusión de un apéndice, en el que se reseñan algunos comentarios, ideas o curiosidades imposibles de abordar en profundidad, pero reflejadas, en mayor o menor medida, en las láminas de Chema Román.

El libro ya está a la venta en librerías, tiendas especializadas y en la tienda on line del portal www.romanicodigital.com al precio de 22 euros.