La agencia meteorológica estadounidense (NOAA) ha declarado el tercer evento de decoloración mundial de los corales. Las mismas condiciones estresantes que provocan la decoloración de los corales en el Oceáno Pacífico desde 2014 por el calentamieno del océano, se están extendiendo al Mar Caribe y pueden prolongarse durante 2016

Madrid – 13 OCT 2015  – INT

Las aguas se están recalentando en el Caribe hasta el punto de amenazando el coral en Puerto Rico y las Islas Vírgenes de Estados Unidos, dijeron científicos de la NOAA. El blanqueamiento del coral comenzó en los Cayos de Florida y el sur de Florida en agosto, pero ahora los científicos esperan que las condiciones de blanqueo allí a disminuyan.

“El blanqueo y otras enfermedades de los corales, provocadas por el cambio climático, junto con eventos como la corriente de El Niño, son las amenazas más grandes y generalizadas para los arrecifes de coral de todo el mundo”, dijo Mark Eakin, coordinador sobre este asunto en la NOAA. “Como resultado, estamos perdiendo enormes áreas de coral a través. Lo que realmente nos ha preocupado es que este evento ha estado sucediendo desde hace más de un año y nuestras proyecciones de los modelos preliminares indican que es probable que dure hasta bien entrado 2016”.

Vista aérea de la Gran Barrera de Coral

Vista aérea de la Gran Barrera de Coral

Mientras que los corales pueden recuperarse de la decoloración leve, un blanqueo grave o a largo plazo es a menudo letal. Después de que los corales mueren, los arrecifes se degradan rápidamente y las estructuras se erosionan. Esto proporciona menos protección del litoral contra las tormentas y un menor número de hábitats para peces y otras especies marinas.

Este evento de blanqueamiento, que comenzó en el norte del Pacífico en el verano de 2014 y se expandió a los océanos Pacífico y al sur de la India en 2015, está afectando a los Estados Unidos, de manera desproporcionada en los arrecifes de coral duro. NOAA estima que a finales de 2015, casi el 95 por ciento de los arrecifes de coral de Estados Unidos han estado expuestos a las condiciones del océano que pueden causar la decoloración.

La siguiente preocupación es el impacto adicional del fuerte El Niño, que los modelos climáticos indican causará un agravimiento de la situación en 2016, hasta el punto de que el la decoloración sea un problema mundial.